Los 5 cambios más importantes que traerá la conexión WiFi 7

La carrera por tener conexiones WiFi cada vez más rápidas, estables y que permitan una conexión de más dispositivos vinculados al mismo tiempo continúa. El próximo estándar WiFi promete un gran salto, aunque no será hasta 2024 cuando está previsto que llegue a nuestros dispositivos tecnológicos. Las características del WiFi 7 prometen una diferencia importante respecto a WiFi 6. Estos son algunos de los cambios más importantes que llegarán con WiFi 7.

Mientras el WiFi 6 se va abriendo paso cada vez a más dispositivos y los puntos de acceso al WiFi 6E apenas han llegado al mercado, hace tiempo que ya se habla del WiFi 7. Hoy en día podemos encontrar WiFi en hoteles, cruceros, en el AVE, aeropuertos, centros comerciales, establecimientos y un largo etc. El mes pasado MediaTek anunció que hará una demostración de WiFi 7 en el Consumer Electronic Show (CES) que tendrá lugar a principios del mes de enero. Una feria de innovación digital en la que se podrán ver los cambios más relevantes que trae la conexión WiFi 7.

Rendimiento extremadamente alto

La evolución del WiFi 7, también conocida con el nombre de 802.11be, permitirá atender la demanda de servicios inalámbricos que se va a seguir presentando en el fututo entre los que se encuentran dispositivos de realidad virtual, electrodomésticos inteligentes, smartphones y ordenadores entre otros. Según datos de WiFi Alliance, en la actualidad más de 16.000 millones de dispositivos hacen uso de este estándar.

El WiFi 7 aumentará la capacidad y el rendimiento de los enlaces de redes inalámbricas. Destacamos que este estándar promete rendimientos extremadamente altos en su funcionamiento, lo que supone una velocidad mucho mayor que sus predecesores.

Opera en la nueva banda 6 Ghz

Otro de los puntos clave del WiFi 7 es que permite que los routers y dispositivos operen no solamente en las dos bandas tradicionales 2,4 Ghz y 5 Ghz, sino también en la nueva banda 6 Ghz. Esta banda permite mejores descargas y conectividad en espacios interiores y aún se está estudiando su despliegue e implementación.

Esto quiere decir que los dispositivos que tengan WiFi 7 podrán disfrutar de un espectro menos congestionado, lo que aportará un mayor soporte y estabilidad a las conexiones a Internet.

wifi 7

Hasta 30 Gbps de velocidad máxima teórica

La utilización de la banda 6 Ghz quizás sea una de las más interesantes, donde habrá bastantes diferencias con WiFi de 2,4 y de 5 GHz. Actualmente la banda de 6 GHz va desde los 5.925 MHz hasta los 7.125 MHz (1,2 GHz de espectro en total). Los bloques de 320 MHz no tendrían que ser continuos, sino que podrían estar divididos en, por ejemplo, cuatro bloques de 80 MHz repartidos por el espectro. Sin embargo, ahora lo que ocurre es que tienen que ser continuos.

Esto supondría una mejora espectacular con una velocidad teórica máxima de 30 Gbps. Lo que quiere decir que tendremos una velocidad máxima tres veces superior, pudiendo usar más del doble de frecuencia disponibles.

Tecnología CMU-MIMO

El estándar WiFi 7 incluye la tecnología CMU-MIMO, que significa múltiples entradas y múltiples salidas, lo que permite por medio de más antenas mejoras en la cobertura durante la emisión de la señal inalámbrica. Esta tecnología se viene implementando desde el WiFi 5 y WiFi 6 a través de MIMO es posible llegar a mayor número de antenas capaces de responder a las soluciones de navegación.

Mimo permite conexiones inteligentes, ya que esta tecnología busca cuál es el camino más óptimo para hacer la transmisión de datos. La modulación de señal de WiFi 7 será 4096-QAM siguiendo con OFDMA (acceso múltiple por división de frecuencias ortogonales). La anchura de los canales se duplicará pasando de los 160 MHz en Wi-Fi 6E hasta los 320 MHz, con disponibilidad en tres canales no superpuestos en los rangos de frecuencia de los 5,925 GHz a los 7,125 GHz. A su vez, MIMO se duplicará pasando de los 8 flujos a los 16.

wifi 6ghz

Latencia más baja

En materia de desempeño, el WiFi 7 también ofrece una latencia más baja, entendiéndose como un tiempo de respuesta de un punto a otro de la conexión. A menos latencia, mayor estabilidad de conexión a Internet. Esto se aplica a que cuando vayamos a hacer una videollamada a una trasmisión en streaming la imagen no se congele, se vea pixelada o se generen saltos en la red.

La última generación de WiFi promete latencias inferiores a 5 milisegundos, aspecto que encantará a los amantes de los videojuegos porque establece un escenario más que apropiado para soportar los juegos online que demandan un alto rendimiento.

Todos son cambios importantes y útiles para unos tiempos en los que la nube, los juegos online y las retransmisiones en streaming exigen una mayor capacidad y estabilidad de conexión.

¡Sé el primero en comentar!