Los 4 casos en que pedir a mi compañía que me cambie router gratis

Los 4 casos en que pedir a mi compañía que me cambie router gratis

Rocío GR

Siempre que contrates Internet con un operador, podrás recibir en tu casa un nuevo router que nos permita conectarnos a Internet. El técnico se desplazará, generalmente, hasta tu casa. Y será el encargado de hacer la instalación. Pero, ¿podemos pedir al operador que nos cambie el router? ¿En qué casos podemos hacerlo? Si quieres tener uno nuevo puedes comprar uno tú mismo y cambiarlo pero también podemos hablar con nuestra compañía para que nos mande otro.

No podemos hacerlo porque sí sino que hay casos en los que podremos pedir que nos cambien el que ya tenemos, que nos manden uno nuevo.

Disposición de velocidad

¿Qué significa esto? Que podemos solicitar un router nuevo si contratamos una mayor velocidad y nuestro aparato no es compatible. Si vamos a contratar 1 Gb de velocidad, pero tenemos un router que solo es compatible con 500 Mb no podremos utilizarlo. En este caso, podemos pedir un nuevo aparato a nuestro operador para que sea compatible con esta velocidad superior.

Simplemente debemos contactar para que nos cambien el router o que venga un técnico a hacer los cambios que hagan falta para que empiece a funcionar.

Si no es compatible

Como es lógico, si nos envían un router incompatible con nuestra fibra… Podemos pedir que nos manden otro. De hecho, será necesario para que funcione. Aunque esto ocurre en muy pocos casos pero puede darse. Imagina, por ejemplo, que contratas Internet y te envían el router por Correos. Te mandan un router para fibra indirecta pero tú tienes fibra directa. ¿Qué pasa? Que no puedes conectar el cable sin tener una ONT pero tampoco tienes una ONT.

En estos casos, debemos solicitar que nos manden otro para poder conectarlo y poder conectarnos a Internet, un router donde sí podamos enchufar el cable de fibra.

Router defectuoso o roto

Si se te ha roto el router, como es lógico, puedes pedir que te manden otro. No necesariamente tendrá que ir un técnico a instalarlo sino que puede que simplemente recibas por Correos un nuevo aparato que debas conectar y enchufar. Aunque puede que el proceso normal sea que alguien acuda a tu domicilio para ver por qué falla, por qué no funciona y qué se puede hacer.

En caso de que tu router se rompa no tendrás que pagar nada, en la mayoría de los casos. En caso de avería de Internet o de si nuestro router no funciona es poco probable que nos cobren por el cambio pero dependerá de qué haya pasado. Si es claro que has dado un martillazo al router y hay que cambiarlo, como es lógico, es probable que te reclamen ya que se trata de un aparato en cesión y que no te pertenece. Es decir, debes devolverlo al tramitar la baja.

Un nuevo router

Si tienes un router muy antiguo y tienes contratada una tarifa con un operador que ha lanzado un modelo más avanzado y nuevo, podemos pedir que nos lo instalen. Si vemos que hay un nuevo modelo, podemos reclamarlo o pedir que nos sustituyan el nuestro si está obsoleto.

Dependerá de la compañía y del router en sí es probable que tengamos que pagar un suplemento por tenerlo o que simplemente nos manden uno nuevo. Es el caso del router más avanzado de Vodafone, por ejemplo, que nos obliga a pagar un precio adicional de tres euros frente al uso de otros que instala la compañía.

¡Sé el primero en comentar!