Movistar, Orange y Vodafone tendrán que pagar impuestos de más

El pasado verano conocimos que el Gobierno estaba preparando una serie de cambios en la Ley Audiovisual por la cual iban a eximir a los operadores de una parte del pago de la llamada Tasa RTVE. A través de ella, los operadores tienen que pagar el 0,9% de sus ingresos anuales, lo que el año pasado ascendió a unos 120 millones de euros. Sin embargo, de momento el año que viene van a tener que pagarlo.

La Ley Audiovisual de España obliga a todas las grandes empresas audiovisuales de España a pagar el 1,5% de sus ingresos anuales para financiar RTVE. Entre esas empresas están Atresmedia y Mediaset, pero también los tres grandes operadores, ya que ofrecen plataformas de televisión a sus usuarios. Además, los operadores tenían que pagar un 0,9% adicional por el hecho de ser operadores de telefonía. Ese 0,9% desaparece, pero no lo va a hacer hasta el año 2023.

Los operadores tendrán que pagar 130 millones más

Por ello, en 2022 los operadores van a tener que seguir pagando ese 0,9% adicional, que ascenderá a cifras de en torno a 130 millones de euros. El motivo es que disposición final tercera del proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, que va a modificar la ley de financiación de RTVE de 2009 para eliminar esa obligación, no va a entrar en vigor hasta el año 2023.

Esto ha enfadado bastante a los operadores, ya que esto afecta a su planificación de inversión para el año que viene. El gobierno les eximió del pago de este impuesto a cambio de que destinasen ese dinero a ampliar el despliegue de cobertura 5G. Así, retrasar un año más la exención del pago supone poner piedras en el camino para cumplir los objetivos de despliegue que ha fijado el Gobierno en la subasta de los 700 MHz.

La caída de ingresos en los operadores por la competencia en el low cost ha reducido aún más sus márgenes, y cada euro cuenta. Por ello, el tener que pagar este impuesto va a repercutir negativamente en los nuevos despliegues.

Retraso hasta el año 2023 de la nueva ley audiovisual

La tasa RTVE se ideó en 2009 con la idea de contentar a empresas como Atresmedia y Mediaset, que eran las principales beneficiadas de que en RTVE se eliminase la publicidad, ya que ello iba a aumentar sus ingresos. Sin embargo, los operadores no se han visto beneficiados de esa supresión de publicidad por el concepto de ser operadores, de ahí que lleven años quejándose de tener que pagar esa tasa.

rtve

De hecho, los operadores han sido quienes más han aportado, suponiendo un 65% de la aportación total y habiendo pagado 1.500 millones de euros hasta hoy, los cuales podrían haberse destinado a despliegues de fibra, 4G, o, en la actualidad, 5G. Para mejorar la rentabilidad, todos los operadores están reduciendo plantilla, y van a eliminar 3.000 empleos entre los tres.

Al entrar en vigor la ley un año después de lo esperado, no sólo los operadores van a pagar más, sino que las plataformas de streaming van a pagar un año menos. La ley se ha modificado, sobre todo, para que Netflix, Prime Video, HBO Max o Disney+ paguen el 1,5% como grandes empresas multimedia. Ahora, tendrán de margen hasta el año 2023 para hacerlo.

Fuente > Expansión

¡Sé el primero en comentar!