SpaceX de Elon Musk vs Virgin Galactic de Richard Branson

Los vuelos al espacio hace tiempo que dejaron de ser asunto único de la NASA y otros países. Hoy en día las empresas privadas también preparan misiones y viajes al espacio en busca de un futuro turismo espacial para todos aquellos que lo puedan pagar.

Los avances tecnológicos llevados a cabo por empresas privadas como SpaceX de Elon Musk o Virgin Galactic de Richard Branson están allanando el camino espacial para todo aquellos que no son astronautas profesionales. Algunos civiles afortunados ya han tenido la ocasión de volar al espacio. Entre ellos se encuentra Richard Branson, la primera persona en viajar al espacio en vuelo privado y los cuatro componentes de la histórica misión Inspiration 4 de la compañía estadounidense SpaceX que estuvieron tres días dando vueltas alrededor de la Tierra.

Volar al espacio con Virgin Galactic

El fundador de Virgin Galactic Richard Branson se acercaba a su objetivo de facilitar el turismo espacial el pasado 11 de julio de 2021, cuando realizó un viaje privado en su propia nave bautizada como Unity a la puerta del espacio. Ese mismo día el empresario se adelantó en la batalla que mantenía con otro millonario: Jeff Bezos, dueño de Amazon. Esa misma semana la compañía espacial Virgin Galactic anunció que pronto estarían a la venta los billetes para viajar a bordo del Space Ship Two. Y hoy ese anuncio se ha materializado.

La realidad es que viajar al espacio con Virgin Galactic no es apto para todos los bolsillos, como ya habrás podido imaginar. Los billetes tienen un coste de 450.000 dólares, unos 396.000 euros cada uno y la compañía acaba de estrenar su venta al público. Todavía no existe una fecha oficial para el viaje, pero ya se ha habilitado la posibilidad de reservar una plaza para un futuro cercano que podría darse a finales de 2022. Un plan muy ambicioso que incluye el objetivo de realizar tres vuelos mensuales durante el próximo año.

El objetivo de Virgin Galactic es alcanzar los 1.000 turistas espaciales y el precio incluye el entrenamiento del cosmoturista, además de una plaza en el avión espacial suborbital, cuya travesía dura aproximadamente 90 minutos. Los pasajeros también podrán flotar en la cabina en gravedad cero durante unos minutos.

¿Virgin Galactic vuela al espacio de verdad?

Esta es una de las mayores críticas que recibió Virgin Galactic en su primer lanzamiento comercial en julio de 2021. No había llegado al espacio como tal, de hecho, los expertos aseguran que se quedó al filo de lo que se considera espacio. Días después, Blue Origin sí que llegó a ese punto. Unas semanas más tarde, SpaceX superaba en 100 kilómetros la línea de Karman, ese punto en el que se considera que ya han transcendido los dominios de la Tierra.

Turismo en el espacio con SpaceX

Por su parte, la compañía de Elon Musk hizo historia con el despegue exitoso de su cápsula Dragon el pasado 15 de septiembre de 2021. La histórica misión Inpiration 4 puso por primera vez en el espacio a cuatro civiles. Una misión compuesta en su totalidad por civiles que buscaba que “el espacio sea más accesible para todos los que deseen ir”, tal y como expresó Gwynne Shotwell, presidenta de SpaceX tras el hito espacial.

Tres días dando vueltas alrededor de la Tierra desde una órbita inusualmente alta: 160 kilómetros por encima de la Estación Espacial Internacional y uno 575 kilómetros por encima de la Tierra. Sin duda, un hito en la carrera del turismo espacial. Incluso la NASA, en principio escéptica a este tipo de viajes, celebró a través de Twitter la expedición.

Respecto a los precios de futuros viajes al espacio de la mano de SpaceX, el coste supera con creces el ofrecido por Virgin Galactic. La compañía fundada por Elon Musk tiene el récord en 55 millones de dólares para un vuelo espacial orbital de 10 días. Si bien es cierto que SpaceX ofrece una aventura completa de más de una semana de duración. Ocho de esos diez días estarán destinados a que los tripulantes experimenten cómo viven los astronautas en la Estación Espacial Internacional. Un vuelo de tres pasajeros junto con un comandante entrenado en la nave espacial Crew Dragon.

Lo que está claro que la rivalidad y competitividad de ambas empresas nos llevarán a ver en un futuro no muy lejano una nueva forma de viajar que, por ahora, solamente está al alcance de los más ricos.

¡Sé el primero en comentar!