La solución está en ellos: nuevos motores de 800V para los eléctricos del futuro

Con la idea de solucionar los que pueden ser los problemas más habituales de la actual generación de motores eléctricos, la compañía GKN ha logrado el desarrollo de un nuevo tipo de concepto para estos vehículos electrificados. En general, han sido ideados para solventar cualquier debilidad reconocida, pero gran parte de la atención se centra en sus prestaciones como uno de sus puntos más considerables.

Al tiempo que Europa y gran parte de los países están haciendo por dejar cada vez más de lado a los antiguos y contaminantes motores de combustión, el sector de la automoción busca nuevas ideas para lograr satisfacer toda demanda que el usuario del coche electrificado pueda necesitar. Gran parte de ello se centra en los propios motores.

Un sistema novedoso y más avanzando

Un tipo de motor que, si bien ha ido avanzando y desarrollándose con el paso del tiempo, aún a día de hoy presenta varias flaquezas y puntos débiles que todavía se desconoce a ciencia cierta cuándo y en qué momento solucionarán la vida de los coches más modernos. Por esto ha nacido ahora un nuevo tipo de motor.

Un sistema como un concepto novedoso que se centra en facilitar toda la tecnología disponible. Son denominados como motores para coches eléctricos de la generación que viene. O mejor dicho: la que ya ha llegado. La ideóloga es la compañía británica de GKN, quienes han sido capaces de desarrollar un nuevo sistema de propulsores que ofrecen más autonomía y eficiencia a los coches eléctricos. Estos son dos puntos clave que influirán en el rendimiento de estos vehículos.

En concreto, tal y como afirman, se dan como el próximo gran avance de la tecnología motriz. Basados en los sistemas de tracción eDrives, que permiten un gran número de aplicaciones dado su tamaño compacto, se alimentarán con sistemas de baterías de 800V. Un voltaje más alto permite mejorar la eficiencia general, que debería traducirse en un rango más alto.

Presentan una mayor autonomía y capacidad

Estos motores para vehículos eléctricos de GKN, más allá de su distinguida función a 800 voltios, destacan en su mayor expresión porque lograrán por otorgar a los mismos una autonomía de rango extendida, una mayor capacidad para las que serán sus baterías, y unos tiempos de carga que se reducirán drásticamente.

Motores eléctricos GKN 800v

Estos tres apartados representan todo lo que hoy les hace falta a los coches eléctricos más usuales. Por esto, y aunque en un principio pudiera parecer que están hechos expresamente para automóviles más avanzados o de índole más deportiva, el fabricante ha confirmado que se podrán equipar en modelos urbanitas y compactos utilitarios.

Así, hasta ahora solo existía un número limitado de vehículos electrificados que saben utilizar estos 800V (generalmente los de gama más alta). Pero de la mano de la introducción más reciente de la plataforma E-GMP, de Hyundai, este nuevo nivel de voltaje nominal se irá generalizando hacia el resto del mercado.

Con el motor de GKN los coches eléctricos recibirán más potencia en las ruedas y se optimiza el uso de la energía de la batería. Pero lo mejor de ello es que también se hará lo mismo con la carga. Por lo tanto, este tipo de motores hará porque el tiempo de carga disminuya considerablemente. Esto permitirá que sea más práctico al poder cargar la batería en poco tiempo (200 kilómetros en 20 minutos). De hecho, la misma compañía que está detrás de su desarrollo y fabricación, menciona que los sistemas de 800 voltios permitirán autonomías por encima de los 350 kilómetros.

Su llegada está prevista para 2024

Este concepto desarrollado por la de GKN Automotive se presenta como una solución más que favorable para los eléctricos del futuro. Paralelamente a ellos, y también con unas magnitudes muy amplias, se encuentran los motores de nueva generación de Vitesco Technologies, quienes trabajan en sus EMR4.

Ahora bien; ¿cuándo y de qué manera podremos contar con ellos? En principio, el fabricante vislumbró una fecha que tenía que ver con su ya implementación para mediados de 2025. Sin embargo, la necesidad global de la movilidad sostenible, así como a la eliminación de comercializar coches de combustión, ha hecho que sean muchas las marcas que intenten acelerar sus procesos.

Por lo tanto, los de GKN prevén que esa fecha se pueda adelantar hacia 2024, año en el cual estos sistemas estarán ya en producción. Actualmente, la firma es proveedor de muchos fabricantes de automóviles, por lo que serán varios los coches del mercado que lo instalarán.

¡Sé el primero en comentar!