De aluminio, intercambiables y ligeras: ¿el futuro de las baterías para el eléctrico?

Las baterías de litio usadas en el coche eléctrico parecen dar paso a las de aluminio. Esa podría ser la dirección que se busca tomar en el sector para una movilidad más cuidada y protegida con el medio ambiente, teniendo en cuenta, además, que las actuales están sujetas por una fuerte dependencia de materiales provenientes de China. Así, ahora podrían llegar desde India con una tecnología que utiliza el aluminio como el componente clave.

Es cierto que las baterías de litio se presentan hoy como la funcionalidad más moderna y actualizada para usar en el coche eléctrico. Pero a partir de pocos años, la automoción está decidida a ir encaminada hacia nuevas técnicas y fórmulas que hagan por replantear una mejor sostenibilidad ambiental que la que tenemos en la actualidad (son altamente contaminantes y apenas se recuperan el 50% de los componentes de las mismas).

Una fórmula renovada

Y para ello, la práctica está ya en marcha desde países como la India, que es uno de los países que más reservas poseen de bauxita. Este es el mineral que se utiliza para hacer aluminio. Por esto, esta alternativa también es cada vez más favorable gracias a que su coste de producción será bastante menor que las provenientes de China.

El objetivo no es otro que reducir ese coste para que, al mismo tiempo, los vehículos no dependan tanto como ahora de las actuales unidades de almacenamiento de energía, que es la que hace que el eléctrico tenga actualmente unos precios bastante mayores, a veces inasumibles para los usuarios. En su lugar, estaríamos hablando de una muestra totalmente renovada, así como que la propia técnica para recargar el coche no existiría.

Se tratan de unas baterías hechas a base de aluminio que usará el coche eléctrico y que reemplazarían al litio, y todo de la mano de Indian Oil Corp. Esta es la empresa del país más importante en gas y petróleo, y que se ha asociado con Phinergy Ltd. para desarrollar una energía más limpia en este sentido. «El litio es un recurso escaso en el país. Por eso empezamos a realizar investigaciones para la extracción de este elemento (bauxita) que está disponible en abundancia como parte de los recursos naturales», comentó el director de la petrolera.

Las baterías serán intercambiables

La particularidad de estas baterías de aluminio para el electrificado es que serán intercambiables. O lo que es lo mismo: no hará falta recargarlas como hasta ahora en un punto concreto. De esta forma, bastará con que los usuarios se desplacen hasta las estaciones de servicio para intercambiarlas por otras, ya cargadas.

Fórmula baterías aluminio coche eléctrico

Tal y como explica el director de la empresa de Indian Oil Corp, se necesitarán solo tres minutos para reemplazar esta unidad. Que es un tiempo aproximado del que se tarda hoy en día en llenar el tanque de combustible en las gasolineras. Para su funcionamiento, explican, la electricidad generada cuando las placas de aluminio reaccionan con el oxígeno del aire sería la que propulsaría el motor eléctrico.

Así, la India se encuentra entre los 10 principales productores de bauxita. Cuenta con unos 600 millones de toneladas del mineral de oro en reservas probadas, de acuerdo con el Servicio Geológico Internacional. Además, el país ha invertido fuertemente en la producción de aluminio a través de los años para convertirse en el segundo más grande de la fundición de este material.

Más ligeras y compactas

Algo muy a favor de ellas es que no tendrán ningún problema en cuanto a su peso y tamaño. De hecho, este es uno de los puntos más resultantes, lo que haría crecer en su favor como las nuevas baterías del futuro para el vehículo eléctrico en base al aluminio. Este material, en su caso, es el que ayuda porque sean más ligeras y pequeñas, ya que tiene una de las densidades más altas para una batería. Ello permite una mayor autonomía con menor volumen.

Los investigadores se preguntan si las baterías de aluminio podrían reemplazar a las baterías de iones de litio actuales. El caso es que son relativamente nuevas en el mundo de la investigación, y no hay disponibles para un uso comercial. «No se trata de reemplazar una tecnología por otra”, añaden los investigadores, que cree que existe una solución parcial entre ambas tecnologías, si las baterías de iones de litio solo se usan donde sea estrictamente necesario.

A igualdad de peso, el aluminio tiene una densidad energética superior a la de la gasolina. Aproximadamente, un kilogramo de gasolina contiene 1.700 Wh de densidad de energía mientras que el aluminio utilizado en una batería podría alcanzar los 2.500 Wh por cada kilogramo. En las baterías de aluminio, al ser este un material multivalente, cada ion compensa varios electrones. Esto se traduce en un gran potencial para aumentar la densidad energética y para ser significativamente menos dañinas para el medio ambiente.

¡Sé el primero en comentar!