Multas que no conocías pero que te pueden costar caro: hasta 3.000 euros

¿Crees que eres un conductor ejemplar que no comete infracciones de tráfico? Posiblemente seas consciente de la importancia de respetar los límites de velocidad, de no combinar alcohol y drogas con conducción ni distraerse con el teléfono móvil, de utilizar el cinturón de seguridad y las sillas infantiles, de no saltarse semáforos en rojo o de aparcar de forma correcta. Pero lo cierto es que hay otras infracciones que podrías haber cometido, y que no conocías.

Algunas normas de tráfico se olvidan, pero existen

Con el paso del tiempo, algunas normas de tráfico se van difuminando en la conciencia colectiva de los conductores. Llevar la matrícula ilegible, quedarse sin gasolina o tener la ITV en regla son tres motivos de sanción, por ejemplo. Pero hay más.

Y algunos son grandes desconocidos por muchos. La mayoría de personas sabe qué sanciones tiene cometer alguna de las infracciones anteriores. Sin embargo, existen otras que solemos hacer cuando conducimos, sin saber que se pueden convertir en multas, y varias son cuantiosas.

Estas sanciones no se recogen explícitamente en el Reglamento General de Circulación, no obstante, pueden ocasionarse por la interpretación de los artículos. Como veremos a continuación, estos son las causas de sanciones menos conocidas, pero que te pueden poner en seria advertencia.

Multas tráfico desconocidas

Cuáles son

Asimismo, es parte de la responsabilidad de los conductores conocer las posibles multas o faltas que pueden cometer. A su vez, debe actuar de forma acorde para velar por su seguridad y la de quienes le rodean. Por eso, en este texto se encuentran algunos de los comportamientos en el tráfico susceptibles a ser sancionados que muchas personas no conocen.

En este sentido, existen algunas faltas poco usuales que por el mismo motivo pueden sorprender desprevenidos a varios conductores, ya que no por desconocerlas se evitarán la sanción. A continuación, una lista de las infracciones al volante menos conocidas.

Distracciones al volante

La mayoría de las personas sabe que utilizar el teléfono al volante es una infracción. Sin embargo, otras prácticas frente al volante como maquillarse, leer el periódico o comer son igualmente penalizadas por las autoridades, sin importar que se realicen en un semáforo en rojo.

De no hacerlo, te podrían castigar con hasta 200 euros si los agentes consideran que estás cometiendo conducción negligente si te pillan comiendo o bebiendo mientras conduces.

Conducir chanclas multas

Conducir sin chanclas o sin camiseta

Son las multas más habituales en esta época del año, cuando vamos con nuestro coche a pasar el día a la playa. No existen multas como tal que lo prohíban, pero un agente podría interpretar que puede afectar a las capacidades y al correcto manejo del vehículo por parte del conductor.

En el caso de las chanclas, al no estar bien sujeto al pie, podría impedir un correcto uso de los pedales, pudiendo castigarse con hasta 80 euros; conducir sin camiseta, sin embargo podría causar heridas o quemaduras.

Discutir o besarse con el acompañante

El conductor debe estar atento permanentemente a la conducción, por lo que estas dos acciones que tienen que ver con la interacción con el copiloto pueden salirte caras.

Todo depende de si se considerase como infracción (hasta 100 euros), como conducción negligente (hasta 200 euros) o como conducción temeraria (500 euros y 6 puntos menos en el carné).

Quedarse sin gasolina

A lo mejor la has oído, pero no sabías que podía tener una sanción de hasta 3.000 euros. Así, apurar demasiado con el depósito del coche y quedarse tirado en la carretera puede convertirse en una sucesión de infortunios que pueden acabar en una cuantía elevada en forma de multas.

Es decir: quedarse sin combustible no tiene una sanción como tal, pero sí una serie de irregularidades que puedas cometer a posteriori. Por ejemplo, dejar el coche mal aparcado, entorpeciendo al resto de usuarios de la vía, te puede costar 200 euros; otros 200 euros más si te da por empujar el coche; 80 euros más si no señalizas correctamente la situación con los triángulos de emergencia o la luz V-16, mientras que si no usas el chaleco reflectante te pueden caer otros 200 euros y perder 4 puntos en el carné. La multa más cuantiosa, entre 2.000 y 3.000 euros, vendrán si transportas combustible desde la gasolinera en una garrafa o recipiente no homologado.

Tocar el claxon o encender las luces sin motivo

Según establece la Dirección General de Tráfico , se debe tocar el claxon únicamente en caso de emergencia, por lo que se considera inadecuado utilizarlo fuera de este contexto. Así mismo, encender y apagar las luces de forma indebida o sin motivo puede acarrear sanciones similares.

Si un agente considera que estás dando mal uso a estas herramientas, puedes ser sancionado por un monto mínimo de 80 euros. Adicionalmente, utilizar estas señalizaciones irresponsablemente podría ser causa de accidentes de tráfico, incrementando las amonestaciones requeridas.

¡Sé el primero en comentar!