Qué diferencias hay entre los SUV y los 4×4 eléctricos

Los coches electrificados son una realidad que ha llegado al mercado para quedarse, y en ellos se hallan opciones como los SUV, también eléctricos. Cada vez son más los potenciales compradores que ven esta opción como viable para su coche nuevo, independientemente de su carrocería. Si a la cada vez más popular electrificación le añadimos la presencia casi inevitable de las carrocerías SUV, nos encontramos con una oferta que no hace más que crecer. Ahora bien, ¿qué rasgos distintivos les diferencian de los conocidos 4×4?

Los SUV eléctricos están de moda

Más allá de lo que podemos observar entre ambos, tenemos que decir que estos SUV eléctricos empiezan a ser una opción de compra interesante. Primero porque cada vez ofrecen mayores autonomías, segundo por la posibilidad de evitar cualquier tipo de restricción de tráfico en el corazón de las grandes ciudades de tráfico en el corazón de las grandes ciudades, y tercero, porque la infraestructura de carga, poco a poco, va permitiendo mejorar su usabilidad, especialmente en el día a día.

Es entonces cuando decimos que son una alternativa muy capaz para todo tipo de ambientes, que es, posiblemente, el punto más destacado entre los 4×4. Esto se centra muy bien en los usuarios que llevan sus todocaminos al campo. Evidentemente, por sus cotas todoterreno y la altura libre al suelo ya están bastante limitados.

También hay quien busca esta alternativa debido al plus de seguridad que ofrece en condiciones de baja adherencia, incluyendo sobre asfalto, por ejemplo si hay nieve en la carretera. Ante ello, los conductores empiezan a considerar este tipo de vehículos, los SUV eléctricos, ante los 4×4 que hemos visto siempre. Eso sí; con una mecánica electrificada.

Cómo son

Lo que vemos es que es el segmento de moda, donde todas las marcas quieren sacar modelos que se hagan con el mercado de los crossover, y no paramos de oír la palabra constantemente. La misma es una categoría que está denominada por sus siglas que hacen referencia a Sport Utility Vehicle (que en castellano se traduce como ‘Vehículo Deportivo Utilitario’).

¿Y a qué hace referencia este término? Como seguramente ya sepas, los SUV eléctricos son automóviles con aspecto de todoterreno, pero pensados para la ciudad; sus capacidades ‘off road’ son inferiores a las de sus hermanos mayores, pero la estética es muy similar. Es ahí donde vemos la gran distancia con los 4×4.

AUV eléctricos carretera 4x4

Porque, en lo que concierne a los últimos, estos vehículos son de tracción en las cuatro ruedas, lo que proporciona potencia y torque a las cuatro ruedas del vehículo. En términos generales, una camioneta 4×4 tiene un chasis más robusto con neumáticos más grandes y más distancia al suelo que las que pueden ser de tipo SUV eléctricos.

Esto nos lleva directamente a catalogar a los 4×4 por ambientes mucho más ‘toscos’, puesto que están diseñados para ser conducidos por cualquier tipo de terreno: automóviles con capacidad de movilidad fuera del asfalto, por lo general, siempre campo a través por zonas rurales, de alta montaña, desiertos y por cualquier lugar de difícil acceso.

Los SUV tienen un mejor comportamiento en carretera

Aunque su apariencia externa puede ser similar a los 4×4, los que son los vehículos deportivos utilitarios, en este caso los SUV eléctricos, basan su estructura en una carrocería monocasco. Lo que, por otro lado, otorga un menor peso al vehículo, un mejor comportamiento en carretera -uno de los conocidos puntos débiles de los 4×4- y un mayor ahorro de combustible.

A cambio, su capacidad campera es inferior, ya que aunque pueden circular por terrenos difíciles en comparación con un turismo, no cuenta con marcha reductora, la cual sí equipan los 4×4. Este se trata de un sistema fundamental para este tipo de vehículo pues le permite multiplicar la fuerza del motor.

¿De qué manera? Pues gracias al uso de engranajes especializados para poder superar obstáculos difíciles. Para esto los 4×4 también, en su mayoría, cuentan con un chasis alto que se sirve de un bastidor rígido formado por vigas estructuradas en forma de escalera donde se ancla la carrocería. De todos modos, en el mercado podemos encontrar muchas más marcas en dirección a los deportivos utilitarios, los todocaminos. Peugeot, DS, Hyundai, Kia, Mercedes o Audi, entre otras, han hecho su incursión. ¡Incluso Tesla con el Model X! Tanto, que sus modelos se presentan hoy los más vendidos.

¡Sé el primero en comentar!