Cómo convertir una presentación a vídeo en PowerPoint

Cómo convertir una presentación a vídeo en PowerPoint

Manu Iglesias

Aunque hay otras aplicaciones para crear presentaciones, incluso desde el propio navegador, no hay duda de que PowerPoint es el rey de las presentaciones. Está presente en todas las salas de reuniones, clases, eventos… Pero en algunas ocasiones el software puede dar problemas para reproducir presentaciones realizadas con otras versiones u otros sistemas operativos y por ello tener la presentación en vídeo puede ser una buena idea. En caso de problemas con el PowerPoint pones el vídeo y sales del paso.

Además, esto también puede ser muy útil para crear presentaciones que se van a estar reproduciendo continuamente en alguna pantalla expuesta al público: salas de espera, escaparates de comercios, museos, salas de exposiciones, insertarlo en una web, subirlo a Youtube, etc, etc…

Pasar de un archivo PowerPoint a un vídeo

El propio PowerPoint permite convertir cualquier presentación a formato vídeo. Al hacerlo, todos los contenidos de la presentación (animaciones, imágenes, vídeos adjuntos, sonidos, música) se guardarán en un único archivo de vídeo que podrás reproducir en prácticamente cualquier dispositivo, sin problemas de compatibilidad y sin fallos por falta de tipografías o similares.

Pasos para transformar un PowerPoint (.ppts) a vídeo

Una vez que tengas la presentación de PowerPoint terminada, podrás pasarla a vídeo y escoger ciertos ajuste para generar el archivo final. Eso sí, necesitas tenerla guardada como presentación de PowerPoint (.pptx).

A continuación, haz clic sobre Archivo y después escoge la opción Exportar – Crear un vídeo. También podemos hacer clic en Exportar a vídeo desde la pestaña Grabación de la cinta de opciones. De cualquier forma, en la nueva pantalla que aparece deberás configurar las opciones que tendrá el vídeo final.

Exportar archivo de PowerPoint como vídeo

Lo primero será establecer la resolución del vídeo. Puedes escoger:

  • Ultra HD (4K): ofrece una resolución de 3840 x 2160 píxeles y es ideal para reproducir en monitores o pantallas de gran tamaño.
  • Full HD : resolución de 1920 x 1080 píxeles para pantallas y monitores de PC con dicha resolución
  • HD : ofrece una resolución de 1280 x 720 píxeles. Archivo de tamaño medio e ideal para reproducción en streaming o para guardar en un dispositivo de almacenamiento externo para su reproducción.
  • Estándar : Ofrece una resolución de 852 x 480 píxeles, pensando en su reproducción en equipos menos potentes o antiguos.

Como es lógico, cuanto mayor sea la resolución más ocupará el vídeo. Además, es aconsejable que el vídeo se cree con la resolución adecuada para el lugar donde se vaya a reproducir posteriormente. Si lo exportas en 4K podrías tener problemas para después reproducirlo en un televisor HD, así que siempre que sea posible escoge la resolución más ajustada al dispositivo donde se vaya a reproducir posteriormente y si dudas opta por una resolución lo más extendida posible (1080p o 720p).

En la siguiente opción podrás escoger si quieres incluir narraciones e intervalos en el resultado final. Si no lo has hecho antes podrás grabarlos en el momento utilizando la cámara y el micrófono del ordenador o si no lo necesitas no tienes más que escoger la opción No usar narraciones ni intervalos grabados. Ahora bien, si has grabado una narración con intervalos, el valor predeterminado es Usar narraciones e intervalos grabados.

La tercera y última opción de configuración del vídeo es establecer el tiempo que pasará entre cada diapositiva. Pon un tiempo que consideres razonable para que una persona pueda ver todo el contenido de cada tarjeta, si tienen mucho texto ten en cuenta que no todo el mundo lee al mismo ritmo, así que deja un tiempo extra para facilitar la lectura.

El tiempo de duración predeterminado de cada diapositiva es de 5 segundos, aunque puedes cambiar ese intervalo desde el cuadro Segundos de duración de cada diapositiva. A la derecha del cuadro, encontrará unas flechas para aumentar o disminuir la duración.

Proceso de exportación de vídeo en Microsoft PowerPoint

Ahora pincha sobre el botón Crear vídeo y en la nueva ventana escribe el nombre que quieres para el archivo final. Además, puedes escoger entre dos formatos de vídeo en el desplegable tipo: vídeo MPEG-4 o Vídeo de Windows Medio. Escoge el formato que prefieras y por último pincha en Guardar para generar el archivo y finalizar la conversión de un PowerPoint a un archivo de vídeo.

Y esto es todo. De esta forma generarás un archivo de vídeo a partir de una presentación de PowerPoint (.pptx) desde la propia aplicación de Microsoft. Posteriormente, podremos compartirlo con otras personas enviándolo por correo electrónico, guardándolo como un recurso compartido, cargándolo en alguna plataforma de contenido en streaming o publicándolo en alguna red social.

Ciertas partes no se incluirán en el vídeo

Es importante saber que hay ciertas partes o elementos de una presentación de PowerPoint que no se incluirán en el vídeo, como son:

  • Elementos multimedia insertados desde versiones anteriores de la herramienta de Office. Para hacer que se incluyan, puedes convertir o actualizar el objeto multimedia antes de nada. Por ejemplo, si has añadido un medio a través de una versión anterior a la que tienes actualmente estos se vincularán y reproducirán en la presentación, pero al exportarla como un vídeo, se perderán.
  • Multimedia QuickTime: Al menos que tengas instalado el códec ffdShow de QuickTime de terceros y que tengas optimizado el mismo para obtener compatibilidad, estos elementos también se perderán al convertir la presentación a vídeo.
  • Macros: Es otro elemento que  se perderá al pasarlo a vídeo.
  • Controles OLE/ActiveX: Estos controles tampoco se incluirán en el vídeo.