Parecido razonable entre el iPhone 4S y un prototipo de Nokia con Windows Phone 8

Hace una semana se presentaba en sociedad Windows Phone 8. La nueva plataforma de Microsoft fue mostrada en un prototipo de Nokia cuyo aspecto nos recuerda en cierta manera al iPhone 4S. ¿Será ésta la línea que seguirá Nokia para sus próximos terminales?

Joe Belfiore, jefe de desarrollo del sistema operativo móvil de Microsoft, fue uno de los encargados de enseñar al público las novedades de la plataforma con la que la compañía quiere tomar un nuevo impulso en el sector. Para ello hizo gala de un equipo que solo pudo tocar él, un prototipo en el que se pudo demostrar la alianza con Nokia. El fabricante finlandés es consciente de lo mucho que se juega en los próximos meses y aprovechará al máximo todas las posibilidades que ofrece WP8 para retomar el importante hueco que tenía en este mercado.

El primer paso dentro de esta alianza fue el lanzamiento de la gama Lumia, pero el salto de calidad llegará con Windows Phone 8. Tal y como publica Movilzona.es, Nokia podría estar avanzando en la dirección tomada por otras compañías que han conseguido convertirse en referentes como Apple. El parecido entre el prototipo mostrado -que no tiene por qué ser una versión definitiva de un equipo de Nokia- y el iPhone 4 es razonable en lo que respecta a su aspecto físico al apreciarse el borde metálico. Todo apunta a que es un modelo para mostrar únicamente las posibilidades de la nueva plataforma móvil, pero podría avanzar la nueva línea de diseño de Nokia.

Uno de los puntos donde también llama la atención este terminal es en su parte posterior, donde se aprecia una lente con un tamaño mayor al de las actuales cámaras integradas en los móviles Nokia. A ésta le acompaña un flash de LED. Por otro lado, también vemos en la parte superior la entrada jack de 3,5 mm. En la parte frontal se aprecian los tres botones inferiores y la cámara para videoconferencias.

 

Sobre el apartado técnico nada se sabe de este modelo mostrado a los medios. No obstante, es de esperar que Nokia apueste por modelos de gran potencia en la línea de lo que ya están ofreciendo en el mercado equipos Android, con procesadores multinúcleo, pantallas más grandes y con mayor definición (hasta 1280 x 768 píxeles) y una capacidad de almacenamiento más amplia al permitir el uso de tarjetas micro SD. Así pues, todo apunta a que este prototipo con cierta similitud al móvil de Apple podría ser el referente para futuros móviles de los finlandeses con un diseño mejorado y unas prestaciones que les permitan competir dentro de la gama alta.