Romper el contrato móvil de ONO con Movistar le saldrá muy caro a Vodafone

La posible compra de ONO por parte de Vodafone es una de esas operaciones que tiene muchos detalles que deben ser considerados previamente. Una de estas eventualidades que se encontrará Vodafone está en el contrato que une a Movistar y ONO cuya fecha de expiración es 2015 y cuya ruptura supondría el pago de una indemnización millonaria.

ONO, además de ofrecer conexiones de alta velocidad con su red de banda ancha, funciona como Operador Móvil Virtual bajo el amparo de la cobertura de Movistar. El móvil ha sido clave para ayudar al crecimiento de la cablera en los últimos años, principalmente por el auge de su oferta convergente con fibra óptica y móvil.

El contrato firmado por ONO y Movistar está vigente hasta el 31 de diciembre de 2015 y en caso de cancelarlo precipitadamente, deberá abonarse una indemnización millonaria a Movistar por ello. Vodafone es consciente de que debe incluir el coste de esta indemnización en el precio que pagará por ONO, ya que no tendría ningún sentido mantenerlo en vigor durante dos años más.

Movistar ofrece cobertura a los más de 1 millón de clientes de ONO según las cifras que pudimos conocer hace algunas semanas. Se trata del cliente más importante para Movistar y por ello entendemos que la suma de la indemnización será elevada. No han trascendido números pero a buen seguro que este es un hecho que Vodafone está considerando.

El acuerdo fue renovado el pasado año después de unas tensas negociaciones en las que ONO recurrió incluso a la CMT, algo que no había pasado nunca en la historia de las telecomunicaciones españolas. Tras numerosos tiras y aflojas, ONO y Movistar renovaron su contrato móvil, no sin que el primero se planteara apostar por Orange o Vodafone.

Una operación que cambiará el mercado

Hace algunos días os dábamos las claves de la integración de Vodafone en ONO, una operación que cambiará el mercado español. Hace días que no tenemos más información al respecto pero tenemos constancia de que los departamentos de red de ambas operadoras ya trabajan conjuntamente para buscar sinergias.

Vodafone se sacudiría de un plumazo la presión a la que somete Orange por el segundo puesto del mercado y se acercaría enormemente a Movistar con la red de fibra de ONO. Recordemos que los planes de la operadora líder son de llegar a 7,1 millones de hogar en 2014.