¿Es sostenible el modelo de la música en streaming?

¿Es sostenible el modelo de la música en streaming?

Lucas Cruz

Las compras digitales de música han caído en 2013 por primera vez tras varios años de crecimiento. Servicios de Streaming como Spotify, Rdio o iTunes Radio no han alcanzado este año los niveles que lograron en 2012. Aunque la bajada es todavía pequeña, puede que suponga el comienzo de una tendencia. Ante estas informaciones nos preguntamos, ¿es sostenible el modelo de la música en streaming?

Los estudios de mercado de la música muestran un comportamiento sistemático que se ha repetido a lo largo de los años con los diferentes soportes como protagonistas. Vinilos, casetes o CDs alcanzaron un pico en ventas que vendría seguido por una tendencia descendente que aupara a otra plataforma. Según un artículo de Billboard, las descargas de música en servicios como Spotify, Rdio o iTunes Radio vivió un pico en 2012 que podría ser el punto de inflexión a partir del cual estos servicios entren en una tendencia descendente.

Los datos de 2013 apoyan la teoría con una caída de las ventas, que aunque leve, podría ser significante. Sin embargo Daug Morris, presidente de Sony Music Entertaiment, en declaraciones recogidas por el New York Times indicaba cambios en los hábitos de los consumidores, que prefieren compra de música a la carta en lugar de comprar discos físicos o digitales.

Lo que parece una contradicción no lo es si analizamos un poco. Y es que la mayoría de usuarios hacen uso de los servicios gratuitos que ofrecen estas plataformas. De ahí que a pesar que las preferencias tiendan a un mayor uso, las ventas disminuyan. Aquí nos encontramos con la pregunta que nos hacíamos al principio, ¿es sostenible este modelo de la música en streaming?

Un dato importante, es que a pesar de la publicidad, la mayoría de los ingresos que generan por ejemplo, Spotify, sigue viniendo de las ventas de contenido y licencias de pago. Los principales beneficiados de esto parecen ser los propios artistas y discográficas que de alguna manera proporcionan de manera legal su contenido sin grandes pérdidas respecto a las ganancias que obtendrían por la venta directa, evadiendo la piratería. Las plataformas de música en Streaming, sin embargo, deben ahora encontrar el punto de equilibrio que les permita mantener y aumentar el gran número de usuarios del que disponen además de obtener las ganancias que hagan viable ofertar este tipo de servicio.

Como siempre, el tiempo dirá lo que ocurre definitivamente. Las plataformas mientras, buscan llegar a este punto de equilibrio, y por ejemplo Spotify lanzaba recientemente cambios que le permitan aumentar el número de usuarios que haga uso del servicio desde dispositivos móviles. Y es que como en todo estudio estadístico, a más población aumenta la probabilidad de que mejoren estas ventas. Veremos si en 2014 la tendencia continúa.