El iPad Mini está canibalizando las ventas del iPad 4

El iPad Mini está canibalizando las ventas del iPad 4

Claudio Valero

Apple lanzó al mercado el iPad Mini para cubrir el segmento de las tabletas de siete pulgadas y se ha encontrado con que está teniendo un curioso efecto sobre sus ventas. Según un analista, el pequeño de la familia estaría canibalizando las ventas del iPad 4, basándose en la disponibilidad de cada modelo en la Apple Store.

El estudio ha sido realizado por Citi en cincuenta Apple Store, a las que se les ha preguntado por el stock de iPad Mini y de iPad 4. El 80% de las tiendas indicaron que disponían de alguna versión del iPad Mini en sus estanterías mientras que el 96% hablaron de una disponibilidad muy limitada en casi todas las versiones y colores. La versión con mayor disponibilidad es el iPad Mini de 32 gigas. Todo esto contrasta con la disponibilidad del iPad 4, que está disponible en el 100% de las Apple Store preguntadas. Solo el 6% hablaron de problemas de disponibilidad de este dispositivo.

Este estudio viene a confirmar las afirmaciones realizadas por Gene Munster semanas antes del lanzamiento del iPad Mini, cuando aún no había datos sobre su precio y características. Munster, analista de Piper Jaffray, afirmaba que el iPad Mini haría descender un 20% las ventas del iPad normal. En concreto habla de un descenso en las ventas de 2 millones de unidades, mientras que para el iPad Mini estimaba unas ventas de 5 millones de unidades. Esto conlleva una ganancia neta para Apple de 3 millones de unidades más en el mercado. Esta cifra podría ser aún mayor si se cumplen las previsiones de Brian White, de Topeka Capital, que afirma que el iPad Mini vendería entre 5 y 7 millones de unidades antes de 2013.

Problemas de suministro

Según hemos publicado, Apple va a enviar menos unidades de iPad Mini y de iMac de lo previsto inicialmente a los proveedores. La causa principal está relacionada con los fabricantes de pantallas, que están retrasando la cadena de producción. En concreto AU Optronics y LG Display que son los encargados de fabricar las pantallas para el iPad Mini y se han topado con problemas en su producción, lo que ha hecho descender el porcentaje de envíos en un 22%.

Los problemas deberían estar solucionados antes de finales de año, justo a tiempo para el periodo navideño. Si Apple no consigue subsanar los problemas de disponibilidad, el iPad Mini puede convertirse en el dispositivo más difícil de conseguir hasta la regularización de los stocks.