Huawei tiene tres meses para demostrar a la UE que su red 5G es segura

LTE

El despliegue del 5G podría retrasarse en Europa si Huawei era vetado, al menos es lo que esgrimieron gobiernos como el alemán. Finalmente, la Unión Europea no seguirá los pasos de Estados Unidos y otros países que no permiten a empresas chinas participar en el despliegue de redes de telefonía móvil de quinta generación. Sin embargo, todo podría cambiar ya que la Comisión Europea dará a Huawei tres meses para demostrar que su red 5G es segura. De esta forma, atarán en corto a la firma china, pero no le impedirán participar en el despliegue de la nueva red 5G.

Hoy, la Comisión Europea ha decidido dar una serie de pasos y aplicar una serie de medidas para garantizar la ciberseguridad de las redes 5G en toda la UE. Como sabemos, estas redes formarán parte de la columna vertebral de las telecomunicaciones y de la sociedad en general a partir de los próximos años, conectando a millones de personas y utilizándose en sectores críticos como la energía, el transporte, la banca y la salud.

Por esa razón, países como Estados Unidos, Australia o Japón han decidido blindarse antes los gigantes chinos y evitar que participen en los despliegues del 5G. El gobierno de Donald Trump incluso ha buscado presionar a los países europeos para seguir sus pasos, aunque parece que no ha tenido todo el éxito esperado a raíz de las últimas informaciones.

Huawei, 3 meses para demostrar a la UE que su red 5G es segura

Sin embargo, tal y como adelantó El País en el día de ayer, Bruselas dará tres meses para verificar los riesgos de la red 5G de Huawei. Por esa razón, hoy se han aprobado una serie de medidas operativas que se desarrollarán tanto a nivel nacional como a nivel comunitario. Entre las medidas, encontramos las siguientes:

Los estados miembros deberán evaluar el riesgo nacional sobre las infraestructuras de las redes 5G antes de finales de junio de 2019. Sobre esto, los estados actualizarán los requisitos de seguridad existentes para los proveedores de redes e incluir condiciones para garantizar la seguridad de las redes públicas. Aquí, se permite a los estados “el derecho de excluir a las empresas de sus mercados por razones de seguridad nacional, si no cumplen con las normas y el marco legal del país”.

A nivel de la UE, los estados deberán intercambiar información entre ellos con el apoyo de la Agencia Europea de Ciberseguridad (ENISA). Entre todos, se completará una evaluación de riesgos coordinada antes del 1 de octubre de 2019. Aquí se decidirán los productos y proveedores potencialmente no seguros.

Básicamente, la UE no prohibirá el uso de equipos de Huawei, pero buscará “atar en corto” al gigante chino. Europa quiere comprobar cuanto antes los posibles puntos vulnerables de una red antes de confiar o no en la firma china y se alinea con el deseo de comprobar que no van a espiar las redes, como defiende EEUU.

En otro orden de cosas, hoy se han presentado en París los nuevos Huawei P30 y Huawei P30 Pro que lo fían todo al rendimiento de las cámaras ya que el resto del conjunto no parece aportar nada superior a otros terminales presentados hace algunas semanas.

Escrito por Redacción

Fuente > europa