El Gobierno quiere poner impuestos a “algunas transacciones en Internet”

Actualidad

El Gobierno de Pedro Sánchez, con apenas 3 meses en el cargo, ha generado unas cuantas polémicas en ese corto espacio de tiempo; algunas positivas y otras negativas. Hoy han realizado una serie de anuncios interesantes, relacionados la gran mayoría con los impuestos que pretenden eliminar o crear.

Impuestos a transacciones en Internet: ¿qué planea el Gobierno del PSOE?

En primer lugar, el Gobierno ha confirmado que eliminarán el impuesto al sol antes de que termine el año. Este impuesto, creado por el PP, gravaba el autoconsumo de energía solar fotovoltaica en hogares aislados. Además de impedir que las personas pongan paneles solares en sus casas, el impuesto ha tenido una “recaudación ridícula”, según afirmó la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. El próximo día 19 también comparecerá en el Congreso para explicar la subida de la luz acontecida este verano. Sólo en agosto ha crecido un 35,5%.

El Gobierno está intentando reajustar también otros impuestos. Además de una subida del IRPF para las rentas más altas (superiores a 150.000 euros) y para las grandes empresas, afirman que no van a subir impuestos a clase media, ni autónomos ni a pymes. También evitarán la venta de vivienda pública a fondos buitre, bajarán el IVA “femenino”, y han afirmado que “van a gravar las transacciones financieras y otras que se desarrollan en Internet”.

Habrá que esperar para ver en qué se concreta la medida

Sobre esto último no se han revelado muchos más detalles, pero el Gobierno lleva ya unos cuantos años estudiando implementar impuestos a algunas transacciones que se realizan en la red; sobre todo a las que afectan a la compraventa de artículos de segunda mano en plataformas como eBay o Wallapop.

transaccion dinero internet

Ahí, el Gobierno dijo el año pasado que quería cobrar un 4% de impuestos a cada una de esas transacciones, lo cual dejaba bastantes lagunas de legalidad, ya que un intercambio físico de segunda mano de productos no deja ningún registro, y esto al final aumentaría la inseguridad de los intercambios porque más gente querría hacerlos en mano con tal de ahorrarse el impuesto.

De momento tendremos que esperar a los próximos meses para que vayan tomando forma estas ideas, aunque es probable que no lleguen ni siquiera a ello si no encuentran los suficientes apoyos para llevarlas a cabo.

Escrito por Alberto García

Fuente > EuropaPress