Google intenta engañar a la oficina de patentes con un algoritmo de compresión que ya es abierto

Actualidad

Los guionistas de la popular serie de HBO, Silicon Valley, suelen ir allí en busca de historias reales para crear las de los capítulos de sus series cuando se encuentran sin ideas. Esto es lo que convierte a la serie en algo tan real y fidedigno con respecto a lo que ocurre allí con las empresas, y Google ha demostrado una vez más que la realidad supera a la ficción.

Google quiere patentar su implementación de ANS en AV1

Las patentes tienen un gran peso en el desarrollo argumental de la serie (que gira en torno a Pied Piper y a su innovador método de compresión) ya que de ellas parte la posibilidad de lucrarse de una idea innovadora. Sin embargo, algunos creadores deciden no patentarlas y abrirlas al público, como hizo Jarek Duda con Asymmetric Numeral Systems (ASN) cuando lo publicó en 2013.

google video ans av1

ANS es un sistema de compresión de datos 30 veces más rápido que otros métodos usados hasta la fecha, y es usado en algunos compresores como el Zstandard de Facebook, en el LZFSE de Apple, en el Draco 3D de Google, y es una parte clave de AV1, el nuevo estándar de compresión de vídeo abierto que usarán decenas de plataformas de streaming en el futuro y que es mejor que HEVC.

Esta implementación de ANS en AV1 es lo que Google lleva ya un tiempo queriendo patentar, y es algo que hacen muchas empresas con estándares abiertos. Esto se considera una ligera modificación del mismo, lo cual busca engañar a la oficina de patentes, pero no ha sido el caso en esta última ocasión.

Esto le ha valido la crítica de la Electronic Frontier Foundation (EFF), la cual siempre se muestra en contra de cuando se intenta patentar alguna técnica que ya es conocida mediante la realización de ligeras modificaciones. Jarek Duda intentó hacer que la patente fuera lo más abierta posible sin ningún tipo de restricciones para evitar este tipo de situaciones.

La Oficina de Patentes ha rechazado la solicitud de Google

Por suerte, la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos ha anunciado que rechaza la solicitud de patente de Google por varios motivos.

El primero de estos motivos es que una idea abstracta no es susceptible de ser patentada sólo porque se ha implementado en un uso genérico para ordenadores. Además, algunas partes de la solicitud no eran claras y no describían lo que hacían con suficiente detalle. En segundo lugar, Duda mandó también su patente para que los examinadores la tuvieran en cuenta cuando estuvieran revisando la patente que Google solicitaba, por lo que pudieron comprobar de dónde venía la idea.

La resolución todavía no es final, y aunque lo fuera, todavía las empresas pueden enviar enmiendas o discutir con el examinador si están en desacuerdo con sus correspondientes argumentos. La EFF recomienda a Google que abandone los intentos de patentar ANS para la compresión de vídeo.

El interés de Google de patentar puede no ser lucrarse, sino hacerlo de manera defensiva por posibles ataques de otras compañías. Google ha trabajado tradicionalmente en hacer abiertos los estándares de vídeo, pero eso no justifica que quieran patentar una pequeña modificación de un trabajo que ya es abierto. Veremos qué ocurre en el futuro, pero Google lo tiene muy difícil.

Escrito por Alberto García

Fuente > EFF

Continúa leyendo
  • Jorge Peña

    Curioso… Vaya falta de respeto por parte de Google. Lamentable.

    • Lo peor es cuando val algunas empresas, entidades e incluso personas y defienden esto. Demostrando que ni a esas personas ni a Google, les importa nada más que el dinero.

      Salu2

  • Esto me recuerda demasiado a lo que hacen las farmacéuticas, cambiamos un compuesto y a repatentar lo mismo.

    Salu2

    • lookmeandnotouchme

      Farmacéuticas: Un pequeño compuesto por aquí, un innecesario excipiente por allá…
      ¡Y ya está! ¡Este medicamento es nuevo y revolucionario!

      Pasa igual si lo aplicamos a la $GA€…
      $GA€: Cambiamos este “Do” por un “Re”, reemplazamos aquella nota de piano por pianola…
      ¡Y ya está! ¡Hemos creado nueva música de Mozart!