Hoy se aprueba un decreto para regular a Uber y Cabify

Actualidad

Uber y Cabify siguen estando en lo alto de la cresta mediática por su tensión con el sector del taxi, y por el avance en la regulación de su actividad. El Consejo de Ministros dará la aprobación durante el día de hoy, por Real Decreto, a nuevos requisitos que se aplicarán a estas y otras compañías similares basadas en licencias VTC, y según lo anunciado por el Ministerio de Fomento. En contra de las consideraciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, se tratará de facilitar la convivencia con el sector del taxi.

El sector del taxi vuelve a estar de enhorabuena, en el día de hoy el Consejo de Ministros aprobará el Real Decreto que establece nuevos requisitos y medidas que afectan a los negocios basados en vehículos de alquiler con conductor, entre las cuales están Uber y Cabify. La tensión entre estas compañías y el sector del taxi se mantiene, y pronto se entregarán miles de nuevas licencias que excederán aún más el ratio de una licencia VTC por cada treinta licencias de taxi, dado un vacío legal que se produjo entre los años 2009 y 2015.

El Gobierno pretende facilitar la convivencia del taxi con Uber y Cabify

Entre las medidas que se aplicarán como nuevas a Uber y Cabify con la aplicación de este Real Decreto, y los nuevos requisitos, se contempla prohibir la venta de licencias VTC en los dos años siguientes a su consecución. Una forma de combatir la especulación con las mismas y que se genere un burbuja a partir de los títulos en que se basan este tipo de compañías. Y se contempla también que las empresas de este tipo inscriban todos sus servicios en un registro público para que se puedan prestar garantías. El Gobierno pretende, con esto, que se ajusten a la ley, con el correspondiente contrato previo y sin superar la cota de transporte fuera de las regiones permitidas.

Otro cambio que se aplicará con el Real Decreto tiene que ver con el momento de consecución de las licencias VTC y la legislación. Desde la aplicación del Real Decreto se impondrá cumplir los requisitos vigentes en el momento, aunque se obtengan los títulos por una sentencia, y sin importar los requisitos que estuvieran vigentes cuando se realizó la solicitud de la licencia. Y con esto se garantizará, o se pretende, que se presta un servicio de calidad.

Escrito por Carlos González

Fuente > Europa Press