¿Qué puede hacer el NFC por la seguridad de tu empresa? Conoce los equipos de SecurePrint+ de Brother

Los datos sensibles y privados de las empresas forman parte de su activo más valioso, aunque algunas veces sea complicado de asimilar. Muchas empresas se preocupan de aspectos que en realidad son mucho menos cruciales para su futuro que los datos. Por ello, resulta especialmente importante proteger cualquier información sensible y confidencial que manejemos en la empresa. En ese punto entran en juego las soluciones de impresión o digitalización y la tecnología NFC. A continuación, os mostramos lo que podemos conseguir con los equipos de SecurePrint+ de Brother.

Según la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) un 69% de las empresas ha experimentado el robo de datos por parte de empleados, siendo esta la principal preocupación de muchos empresarios. El estudio en que se basa señala que la falta de presupuesto para la contratación de talento experto en ciberseguridad y empleados bien formados está dificultando la habilidad de las organizaciones para defenderse de estos ataques.

brother

No obstante, en muchos casos la solución es más sencilla y evidente, no siendo necesario contar con un experto en seguridad informática en la compañía. Empresas como Brother han dado pasos de gigante en el mundo empresarial con soluciones a medida que ponen cerrojo a los datos más valiosos de los empresarios.

Así son los equipos SecurePrint+ de Brother

Las soluciones SecurePrint+ de Brother buscan asegurar la confidencialidad de los documentos impresos. Como sabemos, el ciclo de impresión tiene varias fases desde que el usuario “envía” el documento a la impresora hasta que esta imprime el resultado en papel. La solución de Brother introduce un elemento intermedio de seguridad en forma de tarjeta de identificación NFC, combinado con una impresión cifrada SSL.

Todos los dispositivos de esta gama cuentan con un lector NFC propio que elimina la necesidad de instalar uno de terceros, siendo mucho más conveniente al formar parte del equipo. Hasta que no “pasemos” la tarjeta de autorización por la impresora, esta no nos imprimirá lo que hayamos enviado a la misma.

Como hemos explicado, todo está dentro de la propia impresora e incluso se puede administrar de forma remota. El encargado de ello podrá crear y configurar los distintos perfiles de usuarios. Cada uno de ellos contará con los permisos necesarios que limitarán aspectos como las cuotas de impresión (es decir, la cantidad de hojas al día o mes) o las funciones a las que tiene acceso.

Además, estos equipos se han creado con la palabra “ahorro” en la cabeza. Si enviamos algo a imprimir y nunca pasamos a recogerlo con nuestra tarjeta NFC, el contenido “abandonado” en la impresora se eliminará al transcurrir un plazo de tiempo. El intervalo de tiempo es otro de los aspectos que puede configurar el administrador.

brother

La gama SecurePrint+ de Brother incluye cinco tarjetas y cinco pegatinas de identificación NFC, y está formada por dos equipos, por el momento. Tenemos una impresora multifunción láser color y una impresora multifunción láser monocromo.

¿Y dónde podemos aprovechar los equipos SecurePrint+ de Brother? Pues en el entorno empresarial en cualquier compañía o departamento, pero especialmente en centros educativos para controlar el gasto o en centros de coworking para facturar la impresión a cada persona.