Samsung cierra 2016 con un importante aumento de beneficios pese al Galaxy Note 7

Escrito por Claudio Valero
Telefonía

Samsung puede haber cerrado en 2016 uno de los peores años que ha tenido y tendrá si todo sigue dentro de la lógica. El problema de su flamante Galaxy Note 7 ensombreció el final del año, pero lo cierto es que se trata de una empresa demasiado potente para que eso termine afectando a sus resultados. Hace unas horas, la compañía coreana publicó los resultados financieros del pasado año con un importante aumento de beneficios, el más grande registrado en los últimos tres años.

Tener espalda para poder cargar con un affaire como el del Samsung Galaxy Note 7 no es algo al alcance de muchas compañías. Varios fabricantes de telefonía hubieran sucumbido a una situación de esta magnitud, pero no Samsung. La firma coreana tiene un negocio muy diversificado y variado, lo que le ha permitido hacer frente a esta crisis, cerrar el año con un importante aumento de beneficios y volver con las pilas cargadas, nunca mejor dicho, para afrontar el 2017 con la máxima ambición.

Resultados financieros Samsung 2016

Samsung ha registrado el mayor crecimiento en beneficios de los últimos 3 años, con un aumento interanual del 50% con respecto a 2015. El gigante coreano ha cerrado el año con unos beneficios operativos de 9.200 billones de KRW (Won coreano), unos 7.920 millones de dólares. Los ingresos han sido de 53.330 billones de won, unos 44.600 millones de dólares para el periodo correspondiente al cuarto trimestre Q4 del año 2016.

samsung galaxy note 7

La división de componentes, responsable de las memorias o los paneles para pantallas, se quedó con un 77% de los ingresos. Además, la compañía coreana señaló la fortaleza del dólar como una de las armas para tener estos resultados. En el conjunto del año 2016, los beneficios fueron de 25.110 millones de dólares y los ingresos de 173.360 millones de dólares, un 11% y un 0,5% mejores que en el ejercicio anterior.

Pese a los problemas con el Samsung Galaxy Note 7, que le costaron a la compañía unos 5.000 millones de dólares, la división de telefonía móvil registró ganancias gracias al éxito del Samsung Galaxy S7 y de la gama media del fabricante. Pese a ello, Samsung Electronics, división que alberga al negocio de telefonía móvil, registró una caída del 60% de los beneficios, cifra que la firma achaca a inversiones B2B.

Toda la carne en el asador para 2017

La firma afronta con la máxima ilusión el año 2017 para dejar atrás el nefasto final de año 2016. El primer gran anuncio llegará en unas semanas en forma de Samsung Galaxy S8. Sus posibles novedades y características ya se han filtrado, pero a buen seguro que tenemos alguna sorpresa preparada para la presentación. La segunda parte del año será de nuevo para la gama Note que ha aprendido mucho de los errores del pasado y volverá a intentar conquistar a los usuarios.

Fuente > techcrunch

Continúa leyendo
  • Nygma

    El beneficio de la división de móviles se desplomó un brutal 66%, así que no deben estar muy contentos. De hecho la cabeza de más de uno debe estar rodando ahora mismo por la moqueta de sus oficinas en Seúl.

    Es legítimo maquillar las cifras añadiendo la venta de otros componentes, pero la realidad es la que es, y el escándalo del Note 7 le ha hecho un daño terrible a las ventas y a la imagen de marca de los móviles Samsung.