¿Sigues jugando a Pokémon Go?

¿Sigues jugando a Pokémon Go?

Alberto García

Pokémon Go supuso una revolución cuando fue lanzado el pasado mes de julio para iOS y Android en el sector de los videojuegos para móviles. Gracias a su modelo ‘freemium’, cualquier persona puede descargarse el juego y explorar su zona para capturar Pokémon y recopilar objetos en las Poképaradas.

El problema es que el juego está lejos del boom inicial, y la cantidad de usuarios que jugaban al juego ha disminuido significativamente desde el mes de agosto, así como su ranking de popularidad tanto a nivel de juego como a nivel de aplicación en las tiendas de Google y Apple. Son muchos los factores que afectan a esto, y vamos a comentarlos en detalle en los siguientes epígrafes.

pokemon-go-smartphone

El invierno: el enemigo de la calle

Pokémon Go salió en julio, cuando todo el mundo decide salir a la calle. En el caso de mi zona costera, el paseo marítimo estaba lleno de Pokémon y de Poképaradas. En las grandes ciudades, los parques son zonas de reclamo y en los que apetece pasear cuando la temperatura acompaña. Ahora, en invierno, a no ser que tengas unos guantes compatibles con pantallas capacitivas se hace muy poco apetecible jugar a Pokémon Go. Además, con guantes la precisión disminuye considerablemente a la hora de lanzar Pokéball.

Dificultad creciente

Subir de nivel durante los primeros compases del juego es relativamente sencillo. El problema llega a partir de los niveles 25 y superiores, ya que la experiencia necesaria para subir de nivel aumenta exponencialmente, haciendo cada vez más difícil subir de nivel. Además, los Pokémon se hacen más esquivos y es más difícil capturarlos, por lo que se gastaban más objetos, y o visitas constantemente las PokéParadas o pagabas, que es el objetivo ulterior de Niantic.

Pokémon Go como fenómeno social

El hecho de que se hablara tanto de este juego en los medios y en las redes sociales hizo que incluso gente que no juega a videojuegos ni juegos de móvil se descargara el juego sólo por probarlo. Esas personas perdieron interés con el tiempo, y eso se puede ver sobre todo en la cantidad de puestos que el juego ha caído en el ranking de aplicaciones populares de la Google Play Store o de la App Store.

No se ha introducido lo que pide la gente

Muchos usuarios son conscientes de lo que le hace falta a Pokémon Go para ser un juego en condiciones. El problema es que Niantic ha restringido muchas funciones del juego, entre ellas impedir utilizar el juego a usuarios que tengan root en sus teléfonos móviles con Android o Jailbreak en iPhone para evitar modificaciones de la aplicación, como un cursor para mover al personaje por el mapa y hacer creer al juego que en realidad estamos andando en la vida real mediante datos GPS falsos.

El juego necesita un sistema de combates más complejo, o al menos intentar acercarlo a lo que son los nuevos Pokémon Sol y Luna para las portátiles de Nintendo. Además, muchas funciones que llevan pidiendo los usuarios durante meses no se han incluido, como poder combatir contra amigos.

Juego poco variado y sin sensación de reto

La sensación de reto de un videojuego tiene que ir asociada a una recompensa. Si al final le echas esfuerzo y no te ves recompensado en sensaciones, experiencias, o puntuaciones, terminas por abandonarlo. Pokémon Go es repetitivo y poco estimulante.

¿Y vosotros, seguís jugando a Pokémon Go? ¿Qué le añadiríais?