Las OMV de las grandes operadoras se convierten en laboratorio de pruebas

Las OMV de las grandes operadoras se convierten en laboratorio de pruebas

Claudio Valero

Actualmente, las grandes operadoras controlan gran parte de los OMV del mercado español además de contar también con segundas marcas. Esto les permite tener mayor control del mercado al ofrecer sus productos en varios segmentos pero además sirven como laboratorio de pruebas para nuevas áreas de negocio, productos y demás.

Movistar cuenta con Tuenti, Vodafone con Lowi y Orange con Simyo y Amena. Todas estas operadoras móviles virtuales, y segundas marcas en el caso de Amena, acaparan buena parte del mercado del competitivo mercado de las telecomunicaciones en España. Este tipo de operadoras se mueven con márgenes más estrechos y por ello deben ser capaces de ser más ágiles ante los cambios que se presentan.

Lowi

Por eso, para ellas la digitalización es una razón de ser y una forma de negocio para estas operadoras. Por norma general, cuentan con menos productos y usuarios y deben ingeniárselas para seguir siendo competitivos. Además, esto sirve de laboratorio de pruebas para las grandes operadoras que pueden ver cómo funcionan determinados productos.

Por ejemplo, para ofrecer llamadas más baratas tienen que recurrir a soluciones como la VoIP. Para reducir los costes de atención al cliente y los costosos centros de atención recurren a chats, foros o cuentas en redes sociales. Alberto Galaso, director de Lowi, explica que se trata de una cuestión de supervivencia que pasa por ser digital.

tuenti

Pablo Ledesma, director general de Tuenti, señala que entre las muchas misiones de su compañía está la de innovar. Sin ir más lejos, la OMV de Telefónica presentó hace unos días sus nuevas tarifas que devuelven a los cliente el dinero no consumido de su bono de datos en la siguiente factura.

Por su parte, Jesús Noguera de Simyo explica que la idea es que tienen que probar y hacer cosas distintas. Además, apunta a que una estructura pequeña con pocos trabajadores les permite desenvolverse y actuar casi como si fuera una “startup”.

Uno de los aspectos que más ha funcionado en estas operadoras han sido las ventas online que incluso han llevado algunos productos desde las marcas B a las principales. Un ejemplo de esto último es el producto Amena en casa que Orange incorporó de manera casi idéntica a su portfolio de productos.

Quizá te interese…

Los OMV piden a Europa que reduzca más el roaming para poder competir

¿Y si desaparecen los OMV de España y volvemos 10 años atrás?

Un OMV estadounidense prueba una SIM con dos números de teléfono simultáneos