A Hollywood no le hace gracia que veas los estrenos de cine en casa

A Hollywood no le hace gracia que veas los estrenos de cine en casa

Claudio Valero

Durante los últimos meses han aparecido varios proyectos que quieren llevar los estrenos de cine a los hogares de los usuarios de forma simultánea. Los temores de Hollywood y la industria audiovisual en general complican el eventual desembarco de estos nuevos modelos que aportarían flexibilidad y nuevas formas de rentabilizar las producciones.

El fundador de Napster propuso, a través de su nueva empresa Screening Room, la posibilidad de ofrecer en nuestra casa los estrenos de cine de forma simultánea a cambio de una cuota por película de 50 euros. A esto faltaría sumarle el coste del hardware necesario valorado en unos 150 euros. El sistema permitiría ver la película durante 48 horas. Aunque han salido voces a favor de la idea y a algunos directores de cine incluso les parece bien, todo apunta a que Hollywood no es muy partidaria de estos sistemas.

cine-taquillas

El sistema que plantea Screening Room otorgaría 20 euros de los 50 euros pagados por el usuario a las principales distribuidoras. Esta sería la forma de convencerlas para que apuesten por su negocio. Sin embargo, existen razones para no ver con buenos ojos esa cantidad. Además del dinero que generan las propias salas con la venta de palomitas o bebidas (algunas incluso te hacen pasar por la tienda para entrar en la sala), desconfían de la posibilidad de pagar 50 euros e invitar, por ejemplo, a 10 amigos a ver la película.

Con esos cálculos, si actualmente pagan unos 8 euros por entrada y contando que no gastan nada en bebida o palomitas, esos 10 euros pagarían 80 euros a la sala de cine en lugar de 50 euros a Screening Room de los que sólo 20 serían para las principales distribuidoras. Esta sería sólo una de las razones para no ver claro el estreno simultáneo en casa.

La segunda razón, y posiblemente la que más les preocupa, es la piratería. Aunque todos los que lanzan estos sistemas afirman que es imposible de piratear, lo cierto es que nunca terminan de aclarar con detalles concretos la forma en que lo harán. Sabemos que siempre que se ha pronunciado esa frase, ha tardado muy poco tiempo en desvelarse la forma de saltarse la protección.

Y para terminar, tenemos el problema de convencer al usuario de pagar 50 euros por ver el estreno en su casa. Por mucho que pueda invitar amigos para rentabilizar la inversión, terminará viendo la película en su sofá y su televisión, que posiblemente estarán lejos de la experiencia ofrecida por un sala de cine.

¿Qué opináis vosotros?

Quizá te interese…

Golpe policial contra los Smart Box Android que permiten ver fútbol, cine y series gratis

Ford planea montar un cine para todos los pasajeros dentro de su coche autónomo

Premium Extra de Movistar+ por sólo 15,50 euros al mes para nuevos clientes con fútbol, deportes, cine y series