Auguran un vuelco en el mercado si la CNMC obliga a Telefónica a revender su FTTH a precios regulados

La CNMC tomará medidas de calado con respecto al mercado de la banda ancha y de la dimensión de estas decisiones, dependerá el futuro de la fibra óptica en nuestro país. Auguran un vuelco en el mercado muy importante si se obliga a Telefónica a revender su FTTH a la competencia a precios regulados.

El periodista Ignacio del Castillo en su blog TecnoEstrategias nos habla de La CNMC y el círculo virtuoso de la fibra. Y es que Telefónica ha hecho del despliegue de FTTH su principal objetivo desde 2012, revolucionando el sector con sus planes de alcanzar 10 millones de hogares antes de fin de año y 18 millones de hogares en 2016. La operadora explica que esto se mantendrá siempre y cuando “se mantenga la actual regulación”. Si la CNMC decide abrir la fibra a terceros a precios regulados, podrían llegar a replantearse el despliegue. Dependiendo de las condiciones, podría hasta detenerse en seco y paralizarse.

Por el momento no se ha filtrado nada sobre los planes de la CNMC, que se esperaban para finales de junio y que ahora mismo parece que no tendremos noticias hasta septiembre u octubre. Se pueden dar varios escenarios: El primero de ellos, consistiría en darle el mismo tratamiento a la fibra que a las tradicionales líneas de cobre. El segundo es similar al primero pero condicionado a zonas geográficas. Otra opción es diferencial el mercado empresarial del residencial y establecer una regulación más estricta en el primero de ellos.

movistar-telefonica

Incluso se podría incluir un pequeño incentivo para Telefónica en forma de flexibilización y acelerado del apagado del cobre. Recordemos los planes para cerrar las centrales de ADSL de las zonas donde se haya desplegado fibra óptica. La realidad es que el precio de mantener y explotar una central de FTTH es menos de la mitad que el de una central de cobre, por lo que por el incentivo de recortar costes podría contentar a Telefónica. La dificultad radica en que es necesario migrar antes a los clientes de cobra a fibra para poder cerrar la central.

Frenazo al despliegue de FTTH

La aprobación de una regulación muy estricta con la apertura de las redes de fibra de Telefónica a la competencia podría modificar los planes de esta para seguir desplegando esta tecnología por todo el país. Las operadoras están invirtiendo masivamente en FTTH y tener que revender su red a precios regulados reduciría la ventaja con la que cuenta en estos momentos.

Otro de los afectados sería Vodafone, quien vería como la compra de Ono de devaluaría ya que dejaría de ser una red alternativa a la de Telefónica. La apuesta por mejorar su cobertura de fibra con la compra de la cablera quedaría reducida a nada con respecto a los rivales, que tendrían a su disposición una amplia red para potenciar sus ofertas.

cuerpo-vodafone

Jazztel y sus planes de llegar a 7 millones de hogares también quedarían tocados. Esta operadora ha sido la primera en apostar por el despliegue de una red de FTTH alternativa a Telefónica y la apertura de la red de esta última, haría que se igualara con los rivales. Todo esto dificultaría enormemente la obtención de financiación para seguir construyendo su propia red.

OMV en el mercado de la fibra

La apertura de la fibra de Telefónica podría calcar la evolución que ha tenido el mercado de la telefonía móvil con la entrada de los OMV al mercado de la banda ancha. La gran diferencia es que cuando entraron los OMV en el mercado, las tres redes principales de nuestro país ya estaban desplegadas. En el mercado de la banda ancha lo más probable es que se detuviera el despliegue y se frenara la inversión.

¿Debería la CNMC abrir las redes de fibra de Telefónica a los rivales o se debería proteger la inversión?