Vodafone tendrá el visto bueno para comprar ONO el 2 de julio

El pasado mes de abril se hacía oficial la compra de ONO por parte de Vodafone a cambio de 7.200 millones de euros. Pese al revuelo, la operación está pendiente del regulador europeo de competencia para llevarse a cabo. Salvo sorpresa de última hora, se autorizará la operación el próximo 2 de julio.

sede onoLa compra de ONO por parte de la operadora británica se ha convertido en una de las noticias más sonadas de lo que llevamos de año y la más importancia a nivel nacional para el mercado de las telecomunicaciones. Ante la dificultad de alcanzar a Telefónica con su despliegue de fibra óptica, en Vodafone decidieron aprovechar la red de ONO ya desplegada para no quedarse atrás.

Si finalmente se cierra la compra sin incidentes, Vodafone y Telefónica estarán casi parejos a nivel de cobertura de fibra y contarán con una gran ventaja competitiva frente a Orange, Jazztel y el resto de cableras locales. Sumando los clientes de ambas compañías, los ingleses contarán con un total de 17,2 millones de clientes.

Competencia decidirá el 2 de julio

Como ocurre en todas las operaciones de esta índole, la operación siempre está sujeta a la aprobación de las autoridades de competencia competentes. En este caso, será la Comisión Europea la que se manifestará al respecto el próximo 2 de julio. El montante total será de 7.200 millones de euros, incluyendo la deuda de la cablera española.

«Ono es clase A, por eso nos decantamos por ella»

Eso es lo que ha manifestado Vittorio Colao, consejero delegado del grupo Vodafone, en una reciente visita a nuestro país. Califica la compra como una apuesta por la filial española, por la gestión que realiza y por el propio país. En relación con la posible duplicación de puestos de trabajo, asegura que se buscarán soluciones como la de recolocar a los afectados.

Orange debe dar un paso al frente

Orange es la tercera gran operadora de nuestro país que ahora mismo se queda atrás en el despliegue de fibra óptica. Pese a los rumores recurrentes sobre una posible adquisición de Jazztel, lo cierto es que parece que todo se ha enfriado en lo que podría ser una estrategia para rebajar el precio total de la operación.