El nuevo iPhone 5c de 550 euros, demasiado caro para la gama media

El nuevo iPhone 5c de 550 euros, demasiado caro para la gama media

Redacción

Ha pasado muy poco desde que Apple lanzase contra todo pronóstico el nuevo iPhone 5c de 8 GB con un precio de 550 euros. Las dudas en torno al terminal no han tardado en aflorar, ya que el precio elegido por la compañía en su afán por asentarse en la denominada gama media sigue siendo muy caro.

Los últimos movimientos de Apple en torno a sus dispositivos móviles han dejado un sabor agridulce en el sector. Si bien la sustitución del iPad 2 por el iPad 4 como modelo de entrada con tamaño de 9,7 pulgadas ha bien recibido, muchas más dudas plantea el lanzamiento del iPhone 5c de 8 GB.

Con una capacidad de almacenamiento que es la mitad del modelo básico hasta ahora del iPhone 5c (16 GB), el precio del terminal no ha sufrido una reducción drástica, ya que el nuevo equipo apenas se ha abaratado en 50 euros. «El crecimiento en la gama media del iPhone es continuo cada año y el modelo de 8 GB proporciona una opción más económica para los mercados donde la conectividad LTE está más asentada», defendió Apple.

iphone-5cCon estas palabras la compañía ha querido resaltar que el nuevo modelo, a diferencia del iPhone 4s (disponible por 399 euros) sí es compatible con las redes 4G y de esta manera ha justificado su precio, 150 euros más caros que el equipo lanzado en 2012. No obstante, sigue resultando contradictorio el precio elegido por el gigante estadounidense en este nuevo intento por asentarse en el la gama media.

¿Debe ser Apple más agresiva con su política de precios?

Precisamente, la gran ventaja de este segmento pasa por el precio de los terminales. Si bien sus características son más discretas que las de los modelos de gama alta, en el caso del nuevo iPhone 5c el precio está muy por encima del que tienen sus teóricos rivales en este sector. Incluso lo está por encima de muchos equipos de primer nivel y que igualmente ofrecen tecnología LTE como por ejemplo el Nexus 5.

Por este motivo la sensación que deja el nuevo terminal no es demasiado positiva. Apple ha insistido en numerosas ocasiones que no está dispuesta a lanzar un iPhone barato. Las pruebas no pueden ser más contundentes. Ahora bien, que logre el pretendido objetivo de crecer en la gama media con este tipo de apuestas parece realmente complicado. De hecho, las bajas ventas de los primeros modelos 5c reafirman esta teoría.

¿Os parece el nuevo modelo un nuevo paso en falso de los de Cupertino? ¿Deberían ser más agresivos en sus precios a costa de sacrificar la alta rentabilidad que le aportan sus dispositivos?