Así luce el nuevo TouchWiz de Samsung en comparación con su anterior versión

Hace ya unos días que conocimos el nuevo terminal de Samsung, el esperado Galaxy S5 que llegaba con una novedad bajo el brazo, la nueva interfaz TouchWiz basada en Android 4.4 Kitkat. Como es habitual, el smartphone estrella de la firma es el elegido para estrenar la nueva versión de la capa de personalización, ¿Qué diferencias hay con la anterior versión?

Uno de los platos fuertes del teléfono móvil que Samsung presentaba en el Mobile World Congress era sin duda la nueva interfaz de usuario. Durante meses se había estado hablando sobre el lavado de cara que los coreanos planeaban para TouchWiz así como las numerosas filtraciones mostraban posibles diseños de la misma. Llega ahora el momento de comprobar los cambios reales. Todos los aspectos que vayamos mencionando los podéis visualizar por orden en la galería de imágenes del final.

La primera modificación que se aprecia es en los iconos. Se han vuelto más simples (menos detalles y planos) y los colores son más vivos, sin embargo, el cambio es mínimo y el tamaño se mantiene. Realmente el concepto de los iconos se mantiene y lo único que han hecho es simplificarlos. El método para gestionar los escritorios también se ha simplificado siguiendo la línea marcada por la última versión de Android en la que se basa.

Parece que la idea de Samsung ha sido simplificar en general tanto el funcionamiento como el aspecto de la nueva interfaz. Se refleja en la renovación de la pantalla de configuración, dónde los iconos, ahora sí han aumentado un poco su tamaño y las opciones se han vuelto menos “complicadas” con 12 accesos directos directamente en la primera página de los ajustes.

TW-5Analizando las aplicaciones nativas como la del teléfono observamos como nuevamente el objetivo parece ser el de aclarar lo que se muestra al usuario y hacerlo más vistoso. El nuevo diseño destaca por los colores negros en sustitución de los blancos que utilizaba en el Galaxy S4. Estas nuevas tonalidades hacen que sea más agradable y elegante para los usuarios. El navegador también tiene cambios significativos y muestra mucha más información que antes.

La nueva cámara de 16 megapíxeles es otro de los aspectos destacados del terminal. La velocidad de enfoque de 0,3 segundos lo convierte en el más rápido del mercado y trae nuevas funcionalidades como el nuevo enfoque selectivo. La aplicación que la maneja, tenía que traer obligadamente cambios que se han traducido en una interfaz más limpia, eliminando elementos innecesarios en pro de mejorar la eficiencia a la hora de tomar nuestras fotos.

Para terminar, el S Health. Samsung ha trabajado para ofrecer algunas funciones que ayuden a los consumidores a mantenerse en forma y mejorar su salud en general. Para ello han introducido también el medidor de frecuencia cardíaca. En conjunción con la nueva pulsera Gear Fit, tendremos una herramienta muy completa para desarrollar cualquier actividad de fitness.

Galería completa de imágenes