Cómo apagar WhatsApp sin tener que desconectar Internet del móvil

WhatsApp es el método de comunicación entre personas a través del móvil más utilizado actualmente. Tanto es así, que muchos usuarios optan por enviar un mensaje de Whatsapp antes de realizar una llamada. Esto hace que cada día sean decenas e incluso centenas de mensajes los que recibimos en el móvil a través de WhatsApp. Sin embargo, seguro que en algún momento del día te apetece estar tranquilo y que no te moleste nadie a través de mensajes de WhatsApp. A continuación, vamos a mostrar cómo apagar WhatsApp sin tener que desconectar el móvil de Internet.

Es cierto que mucha gente opta por desconectarse de la WiFi o desactivar los datos del móvil y así evitar que les lleguen mensajes de WhatsApp, sin embargo esto hace que no podamos navegar por Internet desde el móvil, mirar el correo, abrir las redes sociales o usar alguna app que requiera conexión. Otra alternativa es silenciar los chats que más usamos, pero esto implica tener que ir silenciando uno a uno y además no evita que alguien que no hemos silenciado nos escriba. Además, los mensajes seguirán llegando y veremos ahí las notificaciones, algo que puede que nos de la tentación de abrirlos para ver quién nos ha escrito.

Apagar WhatsApp sin desconectar el móvil de Internet

Sin embargo, hay una manera de apagar WhatsApp para que no nos lleguen los mensajes, sin tener que desconectar el móvil de Internet. Es decir, podremos seguir usando una WiFi o los datos móviles sin ningún problema, pero no recibiremos ningún mensaje de WhatsApp. Además, esta manera de apagar WhatsApp hace que aquellos que nos envíen algún mensaje, les aparezca como que no le hemos recibido.

Para ello, no vamos a tener que instalar ninguna aplicación de terceros en nuestro móvil ni nada por el estilo, ya que el sistema operativo Android nos permite hacer esto desde los ajustes del sistema. Por lo tanto, lo primero que tenemos que hacer para apagar WhatsApp sin tener que desconectar el móvil de Internet y sin tener que instalar apps de terceros, es ir a Ajustes en nuestro móvil Android y a continuación pulsar sobre la opción Aplicaciones.

Apagar WhatsApp

Esto nos mostrará un listado con todas las aplicaciones instaladas en nuestro móvil, entre las que tenemos que buscar WhatsApp. Una vez la hemos encontrado tocamos sobre ella y nos aparecerá la pantalla de información de la aplicación. Ahí encontramos la cantidad de memoria utilizada, el uso de datos, los permisos asignados, etc. Pero si nos fijamos en la parte de arriba, también encontramos dos botones, Desinstalar y Forzar detención. Este segundo botón, Forzar detención, es el que nos va a permitir apagar WhatsApp.

Al pulsar sobre él, lo que estamos haciendo es pausar el funcionamiento de la aplicación, por lo tanto, después de pulsar sobre el botón, veremos cómo dejamos de recibir mensajes de WhatsApp. A aquellos que nos envíen alguno les aparecerá como que no les recibimos y únicamente volveremos a recibir los mensajes de WhatsApp en el momento en que abramos de nuevo la app de mensajería en el móvil. Esto hace que se vuelva a activar y nos lleguen todos los mensajes pendientes que tuviéramos.

Bloquear el acceso a Internet a WhatsApp

El uso de un firewall o cortafuegos es bastante habitual cuando hablamos de conectarnos a Internet desde el ordenador, sin embargo, también podemos utilizar este tipo de herramientas para gestionar o controlar ciertas conexiones en nuestro teléfono móvil. Esto nos permite bloquear el acceso a la red a una determinada aplicación, por lo tanto, además de ayudarnos a mejorar la seguridad en nuestro dispositivo, nos ofrece la posibilidad de bloquear el acceso a la red a WhatsApp.

Normalmente para utilizar un firewall es necesario tener que hacer root a móvil, sin embargo, también tenemos opciones en las que no es necesario realizarlo y que además podemos conseguir de forma totalmente gratis. Una simple búsqueda en Internet o en las tiendas de aplicaciones de iOS o Android nos permite encontrar ciertos firewall para ambos sistemas operativos que podemos instalar sin ningún problema.

Una vez instalado, el funcionamiento de un firewall es muy sencillo, lo único que tenemos que hacer es elegir la app de mensajería en el listado de aplicaciones que tienen acceso a Internet que nos mostrará la propia app del firewall. A continuación, indicaremos que no se pueda conectar a través de la red móvil, de una WiFi o de ambas y esto hará que WhatsApp quede en un estado como de «apagado», ya que al no permitirle el acceso a Internet no enviará ni recibirá ningún mensaje.

Mientras tanto, el resto de aplicaciones que necesitan conexión a Internet seguirán funcionando correctamente, por lo que podremos navegar sin problemas, consultar el correo, visitar nuestros perfiles en redes sociales, etc. Uno de los firewall para Android más populares y que no requiere de root es NetGuard. Puedes descargarlo desde este enlace a Google Play.

Otras aplicaciones de terceros

Además de las opciones de forzar la detección de la app en el sistema o hacer uso de un firewall o cortafuegos para bloquear el acceso a Internet a WhatsApp, también tenemos la posibilidad de echar mano de otra app de terceros como Block Apps. Se trata de un software que como su propio nombre indica ha sido desarrollado precisamente para bloquear el uso de ciertas aplicaciones en nuestros teléfonos móviles.

En esta ocasión, se trata de una app para Android que podemos descargar e instalar de forma totalmente gratis desde este mismo enlace a Google Play. Una vez instalada podremos comprobar que ofrece un montón de funciones interesantes como es el bloqueo de aplicaciones durante momentos determinados del día, establecer un uso diario máximo por aplicaciones, personalizable incluso por días de la semana, realizar un bloqueo estricto de una app o incluso acceder a informes de estadísticas de uso de las apps de nuestro teléfono.

En este caso, se trata de una herramienta con la que podremos bloquear el uso de WhatsApp en momento determinados. Por lo tanto, durante el tiempo establecido el acceso a  WhatsApp estará bloqueado o apagado.