¿Qué es el Metaverso? Todo lo que puedes hacer en él

Facebook quiere tener un metaverso, un mundo virtual del futuro. Pero, ¿qué es un metaverso? ¿Qué posibilidades tendría o de dónde llega ese concepto que ahora Zuckerberg ha hecho suyo? Lo hemos visto en novelas y películas de ciencia ficción pero podríamos meternos de lleno en un mundo virtual con todo tipo de opciones disponibles sin movernos del salón.

Aunque Facebook quiere el suyo propio, no es el único. ¿Qué nos permitiría? ¿Cómo sería el mundo si pudiésemos entrar en este metaverso hoy?

Metaverso: concepto, ideas y origen

Un metaverso o metauniverso es un concepto utilizado para describir un mundo o espacio virtual. Se trata de una palabra que nació a principios de los años noventa. En concreto, el concepto “metaverso” nace de la novela de ciencia ficción Snow Crash, creada y publicada por Neal Stephenson en 1992 y que nos muestra la doble personalidad de su personaje, repartidor en la vida “real” pero un personaje totalmente distinto en el metaverso o mundo no real.

Snow crash

Mundos virtuales alternativos que ya conocemos de sobra y que hemos probado alguna vez. Similar a teletransportarse a un lugar completamente nuevo y diferente a través de un casco de realidad virtual, por ejemplo, o de otros elementos y gadgets que ya están disponibles a día de hoy y que nos meten dentro de un videojuego. E incluso evolucionar, ir un paso más allá y que puedan leer nuestras expresiones faciales para que nuestro avatar sonría o se enfade sin necesidad de que tú mandes un emoticono sino de forma automática gracias al reconocimiento facial.

Con estos metaversos podríamos hacer todo tipo de tareas de forma inmersiva. Imagina, por ejemplo, que utilizando cascos de realidad virtual y diferentes aparatos pudiésemos hacer la compra a través de Internet simulando un supermercado pero sin salir de nuestro salón. Jugar con tus amigos al ajedrez o al parchís pero que no estemos ante una pantalla 2D donde hay un tablero con fichas sino que seamos personajes en 3D dentro de un mundo virtual sentados alrededor del tablero como si realmente estuviesen tus amigos en tu salón y no en su pantalla. Espacios tridimensionales a la hora de jugar, infinidad de posibilidades que se nos ocurran y que dependerían exclusivamente de las ideas de los desarrolladores para llevarlas a cabo.

Otros mundos virtuales

Pero no solo lo hemos visto en la novela de Stephenson mencionada antes sino que los metaversos aparecen continuamente en películas, series, en la ficción. Igual ocurre en la película Ready Player One dirigida por Steven Spielberg en el que el personaje principal, Wade Owen, pasa gran parte de su vida en un metauniverso de realidad virtual en un mundo (ambientado en 2045) oscuro, sombrío y casi destrozado. Una opción para huir de lo que nos rodea, en el caso del personaje.

Second Life también es una comunidad virtual o metaverso que ya hemos utilizado alguna vez y que se lanzó en el año 2003 donde podemos crear un avatar e interaccionar con todo tipo de personas y personajes, hacer creaciones, etc.

Y Habbo Hotel hace muchos años (aunque funcionando aún hoy), ese foro online donde no simplemente chateábamos, sino que creábamos un personaje que paseaba por salas de todo tipo además de construir, cambiar de look, personalizar…

O Roblox en la actualidad, un juego que nos permite crear nuestros propios juegos, pero también usar nuestro avatar personalizado para ir a los juegos de los demás, conocer personas, charlar con ellos, demostrar nuestra creatividad.

roblox

Posibilidades y opciones

¿Qué podríamos hacer en un metaverso? ¿Qué novedades interesantes puede aportarnos una idea como tal? Ya la compañía ha dado algunas pistas sobre qué nos permitirá hacer o en qué tipo de experiencias están trabajando… Más allá de divertidos en juegos o en aplicaciones para descubrir el mundo también nos ofrecerán personalizar salas de trabajo o aprender usando la realidad mixta, por ejemplo.

Juegos y entretenimiento

Los juegos serían el principal punto que nos ofrecerían estos universos paralelos, mundos virtuales. Todo sería mucho más inmersivo, más real. Usamos antes el ejemplo de Ready Player One en el que el personaje se aparta de un mundo destruido y al borde del colapso para meterse en Oasis, un metaverso donde disfrutar de aventuras, de carreras, de acción. Lo mismo ocurriría en caso de juegos de carreras totalmente reales, de lucha, de FPS…

En el caso de Meta, de Facebook, del que hablaremos más adelante, una de las funciones que tendrá, principalmente, son los juegos y el entretenimiento con amigos aunque estemos lejos unos de otros. “Desde ajedrez de realidad aumentada hasta intensas batallas”.

Actividad física

Las rutinas de gimnasio cambiaron con la llegada de la pandemia en 2020 y uno de los grandes cambios que nos ofrecería esta tecnología está relacionado con la forma de hacer deporte sin salir de casa. Son muchas las personas que cuentan con equipamiento de gimnasio en su propio hogar pero es algo monótono que no va más allá de vídeos en YouTube o simuladores que nos permiten ver en la pantalla una ruta ciclista mientras estamos en la bicicleta estática. Pero podría ser aún mejor: un mundo virtual donde hacemos boxeo con el videojuego mientras simulamos estar dentro de un ring real, de pelear de forma real contra nuestros oponentes. O esquivamos todo tipo de objetos (como ha mostrado Meta en uno de sus vídeos) a la vez que practicamos nuestros golpes o nuestras esquivas.

Para atletas también permitiría mejorar y para practicar running o ciclismo desde casa podríamos ir en bicicleta por todo el mundo alejándonos de lo aburrido que es pedalear sin salir de la misma habitación. Aunque, como es lógico, con los inconvenientes que supone no salir de casa y no disfrutar de la “naturaleza real” pero podría ser una opción alternativa en caso de mal tiempo, bajas temperaturas.

¿El futuro del trabajo?

Un metaverso nos permitirá ir un paso más allá en el teletrabajo. Nos permitiría ir un paso más allá en nuestras videollamadas o reuniones online simulando que estamos todos en una oficina o simulando una reunión real con avatares. Actualmente podemos cambiar los fondos en Zoom para que parezca que estamos en un lugar totalmente diferente pero con un metaverso podríamos movernos a través de estas reuniones utilizando un avatar que nos permita interactuar o crear una sala ficticia en el que nos sentemos en una mesa juntos pero también exponer y proyectar lo que necesitemos y facilitar una mayor interacción.

Fondo GoPro para Zoom

No solo en las reuniones, sino que podríamos tener una oficina virtual para gestionar el trabajo, los proyectos. Iríamos un paso más allá a la hora de repartir el trabajo y dejaríamos atrás la comunicación a través de Slack para hacerlo de forma más atractiva pero, sobre todo, mucho más productiva.

Microsoft ya ha anunciado los avatares animados en Microsoft Teams que llegarían en la primera mitad de 2022 para mejorar la forma en la que nos comunicamos, en la que hacemos las reuniones online. Ahora elegimos mostrarnos nosotros o apagar la cámara pero Microsoft pretende que nos podamos ver las caras aunque sean caras virtuales. En lugar de personas reales usaríamos nuestro avatar para demostrar que estás pendiente, pero poder seguir en pijama. Así lo explicó la gerente de proyectos de Microsoft, Katie Kelly: «A veces solo quiero poder sentarme en mi silla con la almohadilla térmica encendida, pero tal vez no es apropiado”. Así podemos estar presentes pero sin estarlo. Tendrán animaciones para aportar expresividad adicional y las manos se moverán en estos avatares mientras hablamos.

microsoft

Ligar, un Tinder en 3D

Otra de las cosas que hacemos habitualmente por Internet es ligar, buscar pareja. Son muchas las apps como Tinder que nos permiten hacerlo pero con un metaverso podría ser una experiencia mucho más inmersiva que simplemente deslizar hacia un lado o hacia otro. Como explicábamos antes, ¿recuerdas Habbo Hotel? Podría ser algo similar en el que nuestros “yo” virtuales (totalmente personalizados) pudiesen moverse por todo tipo de entornos para conocer a personas reales antes de quedar en el mundo real.

No solo tendríamos la opción de deslizar y hacer match y charlar sino que podrían existir todo tipo de salas y hasta podríamos “bailar” con esas personas en discotecas ficticias haciendo uso de herramientas de realidad virtual.

Aprendizaje

Por ejemplo, nos permitiría combinar el mundo real con el mundo virtual para mejorar a la hora de tocar el piano con una especie de Piano Tiles (el popular juego móvil) que se superpone a nuestro piano real en casa y que nos ayudaría a mejorar la destreza. Lo mismo ocurre con el aprendizaje a nivel escolar: podríamos meternos de lleno (algo que ya permite la realidad virtual “normal”) en el cuerpo humano para estudiar anatomía, biología.

O incluso podrían crearse entornos virtuales que nos permitan hacer prácticas de cualquier proyecto o materia… desde practicar una operación quirúrgica hasta aprender a cambiar una rueda o arreglar un motor. Además, podríamos interactuar con otras personas en tareas colaborativas y no de forma independiente.

Compras online

Las compras online en la actualidad son fáciles y cómodas gracias a que podemos tener prácticamente cualquier cosa sin movernos de casa. Pero pueden ser mucho más realistas: pasear por una tienda cogiendo la ropa que necesitas, preguntar a dependientes virtuales sobre consejos de estilo, combinaciones o disponibilidad. E incluso probarnos la ropa y ver cómo nos quedaría antes de comprobarla, por ejemplo.

No solo ropa sino cualquier otro producto que podríamos ver en 3D, comprobar su tamaño. O incluso ir al supermercado echando productos a nuestro carro ficticio en lugar de darle al “+” al hacer la compra online en la web de cada uno de ellos.

Pagos online y criptomonedas

Uno de los elementos fundamentales de estos mundos virtuales sería, sin duda, las criptomonedas. Son unidades o métodos de pago virtual, monedas virtuales digitales e intangibles. No son físicas ni las llevamos en nuestro bolsillo sino que se realizan transferencias cifradas que confirmamos a través de una contraseña privada. Además, el valor no lo deciden los bancos sino la propia ley de la oferta y la demanda… Has escuchado hablar de ellas. Bitcoin, Ethereum…

Ya juegan un papel fundamental e n la vida de muchas personas y se han convertido en imprescindibles pero también serían una opción de mejora, de desbloqueo, de compras de todo tipo de cosas. Los micropagos son frecuentes en videojuegos en la actualidad pero en este metaverso simularíamos una vida real por lo que también necesitaríamos una moneda que nos permita comprar. ¿Comprar qué? Ropa y personalización para tu avatar, formas de desplazarte entre los diferentes “mundos”, ítems, mejoras, acciones e incluso elementos dentro de cada una de las aplicaciones o programas que utilicemos. Por ejemplo, usar un simulador para viajar que implique pagar una pequeña cantidad por ir a cada uno de los destinos y poder vivirlo como si estuvieses dentro de ellos.

Problemas y límites

Aunque son muchas las posibilidades que tiene un metaverso, como las que hemos recogido en párrafos anteriores, no todo son ventajas o no es un mundo ideal sin problemas. Lo lógico, además, es que esto esté disponible pero no sea inmediato porque requiere un gran desarrollo a nivel de software pero también de hardware con herramientas que nos permitan una total interacción en este mundo virtual. Es decir, todo el mundo debería tener un equipo de dispositivos capaces de ayudar a “sumergirnos” en este metaverso y no es algo económico y al alcance de todos ya que supondría un desembolso económico pero también aprendizaje en tecnologías.

Otro riesgo es que implicaría meternos de lleno en habitaciones desde las que podríamos hacer todo, con todos los riesgos y problemas que supondría no salir nunca de casa a nivel de salud: vida sedentaria, déficit de vitaminas e incluso problemas sociales o dependencia para personas que no supiesen “controlar” esta vida virtual.

¿Qué es Meta? La idea de Facebook

Meta es el nombre que ha dado la compañía a su nuevo “metaverso”. ¿Qué es? Un conjunto de todas las empresas, aplicaciones y servicios que ya utilizamos pero que sumará pronto experiencias inmersivas en todo tipo de segmentos. Como recogíamos tras la presentación de Connect 2021, Zuckerberg afirma que el metaverso va a ser un lugar donde los usuarios van a pasar gran parte de su tiempo con experiencias inmersivas en 3D, accesibles no sólo a través de las Oculus Quest, sino de otros muchos dispositivos. Entre ellos, por ejemplo, permitiría aparecer como hologramas. Y, por supuesto, habría micropagos y la utilización de criptomonedas, NFT o colecciones virtuales y lo que considera “contratos inteligentes”.

Según Facebook, Meta o su “metaverso” es un conjunto de espacios virtuales donde puedes crear y explorar con otras personas que no están en el mismo espacio físico que tú. ¿Recuerdas Habbo Hotel en los años noventa? ¿O el actual Roblox? Una evolución gigante que nos permitiría tener nuestro avatar y “explorar” y crear a nuestro personaje al estilo Los Sims (salvando las distancias) pero para realizar todo tipo de tareas “reales” así como la interacción con todo tipo de personas que existen pero no en tu espacio físico. Además de juegos, apps y otras tareas y entornos colaborativos.

Según recogen desde su página web de noticias, “el metaverso abarcará trabajo, entretenimiento y todo lo demás”. Explican, además “Al igual que los teléfonos y las computadoras portátiles de hoy, nuestra plataforma debe ser lo suficientemente flexible para adaptarse a todos estos diferentes casos de uso”.

Lo definen, en resumen, como lo siguiente: “Meta crea tecnologías que ayudan a las personas a conectarse, encontrar comunidades y hacer crecer sus negocios. Cuando Facebook se lanzó en 2004 cambió la forma en que las personas se conectan. Aplicaciones como Messenger, Instagram y WhatsApp empoderaron aún más a miles de millones en todo el mundo. Ahora, Meta se está moviendo más allá de las pantallas 2D hacia experiencias inmersivas como la realidad virtual y aumentada para ayudar a construir la próxima evolución en tecnología social”

¿Cuándo?

Facebook no ha dado detalles aunque sí aclararon que a partir del cuarto trimestre de 2021 los resultados financieros se darían en dos segmentos diferentes: Family of Apps y Reality Labs. Por lo demás, el “metaverso” es solo un concepto y Meta es la empresa matriz que albergará todas las compañías que están bajo su paraguas (como hemos dicho antes, como ya hizo Google con Alphabet hace unos años)

Durante los próximos años se irá perfeccionando esta idea, este concepto. Aprovechando tecnologías como la realidad virtual y con la intención de conectarnos a todos. Por el momento, la empresa ha anunciado que trabajan ya en nuevos aparatos yd dispositivos pero también en nuevo software que lo hará posible.

Características y detalles

¿Cómo será este metaverso? ¿Qué partes tendrá o cuáles son sus principales componentes? Ya se trabaja en el software, Horizon, pero también en dispositivos y hardware que ayudarán a hacerlo posible a través de realidad virtual o aumentada.

  • Horizon

Según sabemos hasta el momento, Meta funcionará con un software llamando Horizon. Horizon es, según las informaciones actuales, una especie de híbrido entre Roblox y Minecraft. Explican que se trata de “la base de operaciones” del metaverso. Una plataforma para ayudar a las personas, según recogen desde su página web de noticias, a “crear e interactuar entre sí en el metaverso”. Como muestran en su vídeo de 30 segundos de presentación, podremos hacer todo tipo de actividades con personas que estén lejos de nosotros gracias a los sistemas de realidad virtual: jugar juntos, viajar a través del mundo interactuando entre nosotros…

¿Cómo definen Horizon? En el blog de Oculus hablan de una plataforma que permita integral la realidad virtual. Explican: “el metaverso es mucho más grande que los juegos. Es un lugar para el entretenimiento, sí, pero también para el trabajo, para socializar, para la educación, para hacer ejercicio y mucho más. Construir el metaverso significa integrar la realidad virtual en una plataforma informática general”. Y eso es Horizon, que busca que sea como un hogar virtual que podamos construir y personalizar y que sea “tu rincón en el metaverso”. Un rincón, aseguran, que permitirá que te refleje y que refleje tu personalidad en un futuro.

  • Project Cambria y Nazaré

Pero más allá del hardware, los de Zuckerberg también trabajan en hardware y nuevos dispositivos como Project Cambria y Nazaré. Las primeras son unas gafas de realidad mixta con gráficos virtuales de alta definición y en color, con avatares realistas con detección de movimiento ocular. Según explican en su nota de prensa oficial, “no será un reemplazo de Quest 2 ni Quest 2 sino un dispositivo de alta gama a un precio más alto, equipado con las últimas tecnologías avanzadas”. Por su parte, Nazaré o Project Nazaré serán “las primeras gafas de realidad aumentada en toda regla” aunque aún es un proyecto que no verá la luz hasta dentro de varios años.

También en Connect 2021 se habló de Project Aria. El científico jefe de Facebook Realy Labs, Michael Abrash, habló durante la presentación en 2021 del Proyecto Aria. ¿Qué es? Unas gafas de realidad aumentada que no solo permite ver lo que nos rodea sino que busca darnos una visión un poco más allá de lo que vemos y con mapeo 3D e inteligencia artificial. Explican desde Facebook que podríamos “anticipar lo que podemos hacer con los objetos, como girar un televisor” pero también encontrar las llaves o “hacer inventario del frigorífico”. Pero Aria es aún un proyecto en investigación que tardará en llegar.

¡Sé el primero en comentar!