Traslado de fibra óptica en Vodafone: así es todo el proceso

Traslado de fibra óptica en Vodafone: así es todo el proceso

Manu Iglesias

Los cambios de domicilio están a la orden del día y si las mudanzas ya eran estresantes, desde hace unos cuantos años lo son todavía más al tener que solicitar el traslado del servicio de Internet de una casa a otra. Una tarea que se suma a la, ya de por si, larga lista de cosas que hay que tener en cuenta al iniciar un cambio de casa. Si eres cliente de Vodafone y quieres hacer un traslado de fibra óptica, te explicamos cómo son los pasos que debemos seguir o qué coste tiene este servicio.

En el caso de la fibra óptica de Vodafone, el servicio de televisión y el teléfono fijo, la solicitud de traslado se puede realizar de una forma bastante sencilla. Además, si todo va bien, el proceso de traslado es bastante rápido y en pocos días podrás estar disfrutando del servicio en el nuevo hogar. Eso sí, lo primero que debemos hacer es comprobar si nuestro nuevo hogar tiene cobertura de fibra Vodafone o no. En caso de no tener, tenemos que apostar por una alternativa: baja, portabilidad…

Para llevar de una casa a otra una línea de fibra óptica de Vodafone el primer paso es solicitar el traslado. Te lo explicamos.

Requisitos y condiciones

Es un servicio gratuito y podemos solicitarlos sin ningún coste extra. Eso sí, debes tener en cuenta que no puedes solicitar un traslado de domicilio si tienes una deuda pendiente. También debes tener en cuenta que el servicio tiene que estar activo en el momento de solicitar el cambio y que no puedes solicitar una petición de traslado si tienes otra en curso sino que debes esperar que se finalice la anterior.

Una de las ventajas del cambio de domicilio es que Vodafone se compromete a darte un bono de datos móvil de 10 GB de una semana en todas tus líneas de contrato si la instalación de los servicios de Fibra y Fijo se retrasa en tu nuevo domicilio por lo que podrás hacer tethering pero nunca te quedarás sin Internet en el teléfono o el ordenador.

Comprobar cobertura de fibra

Lo primero que tenemos que hacer es comprobar si tenemos cobertura en nuestro nuevo hogar para saber si Vodafone puede instalarnos o no la fibra. Ve a la página web de cobertura de fibra de Vodafone y rellena todos tus datos:

  • Dirección completa
  • Número / Bloque /Portal
  • Escalera
  • Planta
  • Puerta

Toca en el botón de “Consulta cobertura” y te darán una respuesta inmediata. Es importante que tengas en cuenta que en el mismo edificio puede que un piso tenga cobertura y otro no por lo que no mientas con tus datos al rellenar el formulario. El sistema de la compañía indicará al operador si hay cobertura y también si funcionará a través de la red propia de Vodafone o si el nuevo servicio funcionará a través de NEBA, es decir, a través de la red de otro operador. Por supuesto, esta comprobación también la puedes hacer directamente en la web de la compañía, muy útil si quieres saber si la nueva dirección tiene servicio, incluso antes de firmar el contrato de alquiler o compra.

Comprobar cobertura de fibra de Vodafone

Solicitud de cambio de domicilio

Una vez que hayamos comprobado que tenemos cobertura en nuestro nuevo domicilio, podemos hacer el traslado de fibra Vodafone o solicitarlo. Cuando hagas la solicitud a través de cualquiera de estos métodos tendrás que identificar al titular de la línea. Hay dos vías posibles para hacer la solicitud de cambio de domicilio:

  • A través de la tienda más cercana
  • Por teléfono en el 22121 o el 607 123 000

Elijas el método que elijas, los datos que debemos adjuntar serán los mismos. Ten en cuenta que no vale con un simple mensaje en Facebook o en Twitter sino que es un trámite formal. En las dos vías te pedirán datos como el DNI, dirección donde está activo el servicio, algún dígito del número de cuenta… Una vez identificado, tendrás que explicarle que necesitas trasladar la línea de fibra y confirmar la nueva dirección donde se tendrá que instalar el servicio.

Proceso de traslado

En cualquier caso, una vez que comprueben que es posible activar el servicio. Iniciarán el trámite y te indicarán que cuando abandones la dirección actual, lleves contigo todos los equipos de Vodafone para instalar en el nuevo domicilio (router, ONT, dispositivo de televisión, mando a distancia…). Pasados unos días recibirás la llamada de la empresa colaboradora que realizará la instalación de fibra en el nuevo domicilio. En esa llamada tendrás que concertar una cita para que el instalador se pase por el domicilio para hacer la instalación. En el caso de que se retrase, como hemos explicado, recibirás 10 GB en tus líneas móviles.

Es importante que el día que el instalador se pase por el domicilio tengas acceso al RITI y a cualquier otra instalación relacionada con los servicios de telecomunicaciones que haya en tu edificio (armarios en los rellanos, portal, garaje, azotea, fachadas). El técnico tendrá que acceder para poder conectar tu casa a la red de fibra de Vodafone y que puedas disponer de servicio.

Router Vodafone

El tiempo de instalación variará según la dificultad que tenga el domicilio. Si se trata de un piso o casa de reciente construcción, seguramente haya tubos por los que el técnico puede pasar el cable fácilmente, en cambio en construcciones antiguas puede ser necesario pegar el cable de fibra por los zócalos, hacer agujeros para poder pasar de una habitación a otra y en algunos casos hasta ser necesario desplegar fibra por la fachada o similar.

Una vez realizada la instalación física, el mismo técnico realizará la activación del servicio contactando desde tu casa con un departamento interno de Vodafone. Si no hay ningún problema durante el proceso, el mismo día que recibas al instalador en la nueva dirección, quedará el servicio de Internet operativo.

Cuando termine la instalación, el técnico te dará unas instrucciones para completar el proceso. En muchas ocasiones no deberás hacer nada más, aunque en otras es posible que te instalen nuevos equipos y que tengas que devolver los antiguos en alguna tienda de Vodafone o que tengas que llamar a atención al cliente para solicitar la baja en el domicilio anterior.

¿Qué hacer si no funciona?

Si por un casual, después de que nos hayan instado la fibra en nuestro nuevo domicilio este servicio deja de funcionar, tendremos que ponernos en contacto con Vodafone para que nos vengan a resolver la anomalía que se ha producido y nos arreglen el sistema, puesto que no vamos a pagar por algo que no nos funciona o que no nos otorga las velocidades que nos han prometido desde la operadora.

Lo más sencillo será ir a una tienda de Vodafone, preferiblemente donde hicimos los trámites de cambio de fibra (si es que fue en tienda) para solicitarles que se pase un técnico por nuestra casa, puesto que el servicio no funciona bien o simplemente ha dejado de estar operativo. En la tienda deberían abrir un expediente y la persona que no tiene que arreglar la fibra debería pasar en el menor tiempo posible para intentar minimizar el daño que hemos sufrido. Por eso aconsejamos ir lo más velozmente posible a avisar a la tienda.

Por otro lado, podemos llamar por teléfono a Vodafone si la tienda nos queda muy lejos o no nos apetece ir. Para comunicarnos con ellos debemos llamar al 22123 y seguidamente, en el momento en el que nos atiendan, contarles que es un tema técnico y que no nos funciona el sistema. Seguramente intentaran que funcione con alguna que otra comprobación por nuestra parte y por la de ellos. Si todo sigue igual, entonces nos pasarán con el servicio técnico y una persona más especializada nos dará las pautas para realizar más comprobaciones a modo de poder solucionar el problema sin tener que mandar a ningún técnico. Si probando todas las formas la incidencia continua, será el momento en el que automáticamente nos solicitarán que se pase una persona para ver que ocurre en nuestro hogar.

En unos días deberíamos tener a alguien viendo todo el sistema que se instaló nuevo para localizar la incidencia y así conseguir que volvamos a tener el sistema funcionando al cien por cien como estaba justo cuando se fue el técnico que hizo el traslado de la fibra a nuestro nuevo hogar. Casi con toda seguridad que en el momento que este operario de Vodafone termine volveremos a tener la fibra funcionando al máximo y por lo tanto, ya podremos disfrutarla en toda su plenitud. Evidentemente si el error se repite tendremos que volver a hacer lo mismo, pero no es normal y seguramente no vuelva a ocurrir.

4 Comentarios