Google Chrome consumirá menos RAM en Windows 10

Google Chrome es uno de los navegadores web que más memoria RAM consume. En cuanto abrimos unas pocas pestañas, el consumo de RAM se dispara y puede llegar a suponer un problema en ordenadores con 4 u 8 GB de memoria. Después de haber implementado algunas medidas para reducir este consumo, Google Chrome va a disfrutar de otra mejora que Microsoft ha incluido en Windows 10 May 2020 Update.

La función en concreto se llama Segment Heap. Aunque estaba destinada inicialmente a las aplicaciones UWP y otras del sistema basadas en Win32, Microsoft decidió extender las mejoras de gestión de memoria a todas las aplicaciones Win32, entre las que se encuentra Chrome y Edge.

Hasta un 27% de menor consumo de memoria RAM

En las pruebas que Microsoft hizo con Edge Chromium, la reducción de uso de memoria fue de hasta un 27%. Después de analizar sus ventajas, Google ha decidido incluir también esta mejora en Chrome, ya que la tienen disponible en Chromium y es muy fácil implementarla en su navegador para usarla en lugar de Legacy Heap.

Así, si Chrome detecta que el usuario tiene instalado Windows 10 May 2020 Update, el navegador pasará a utilizar automáticamente Segment Heap para consumir menos RAM. La mejora se notará más cuanto más núcleos tenga el procesador de nuestro ordenador, ya que parece que Microsoft ha configurado Segment Heap para funcionar mejor en cargas de servidores donde se utilizan procesadores de decenas de núcleos. También se reduce el consumo de algunos servicios de red utilizados por el navegador.

La función estará disponible para los usuarios de Chrome una vez que el SDK de la build 19041.0, ya que actualmente se encuentra bloqueado por razones que Microsoft no ha detallado. Por tanto, habrá que esperar todavía unas cuantas semanas o incluso más de un mes para probar la primera build de Chrome Canary para ver si de verdad el consumo de memoria RAM se reduce.

La instalación de Windows 10 May 2020 Update está forzándose en algunos PC

May 2020 Update, como vemos, incluye interesantes novedades, aunque a cambio de introducir algunas peligrosas incompatibilidades en el sistema, ya que presenta muchos errores si los drivers no son compatibles. Además, hay que tener mucho cuidado con esta actualización, ya que al parecer Microsoft ya la está instalando de manera automática en los ordenadores de muchos usuarios sin que éstos consientan.

Además, estos usuarios que están siendo actualizados a la fuerza son los que utilizan October 2018 Update, o 1809. La actualización se descarga de manera automática, y se instala “sólo” si el usuario reinicia el ordenador. El proceso de selección de los usuarios que actualizan se está haciendo automáticamente y de manera paulatina.

El motivo para forzar a los usuarios de October 2018 a actualizar y no a los que tienen las versiones más recientes es que October 2018 Update sólo tiene soporte de parches de seguridad hasta el 10 de noviembre de 2020, y por tanto los que usen versiones antiguas se quedarán desprotegidos.