La Universidad Carlos III crea un sistema para volar drones de forma automática

En la actualidad existen muchos tipos de drones que dependiendo del trabajo que vayan a hacer son de una forma u otra. Su gran dinamismo hace que los drones se puedan usar para muchos cosas.

Sus aplicaciones pueden ser diferentes y sorprendentes: desde trabajos de entrega y transporte de productos, hasta realizar tareas de reconocimiento o acceder a lugares que sin estos pequeños vehículos no sería posible.

Un nuevo sistema para drones

Para seguir mejorando estas pequeñas aeronaves que cada vez cobran un mayor protagonismo, la Universidad Carlos III de Madrid ha creado junto a una empresa y muchos organismos internacionales que trabajan en investigación y desarrollo un sistema que permita mejorar la conducción de los drones de forma automatizada.

Con este sistema, se espera que se conviertan en máquinas aún más útiles, que no contaminen y más infalibles, además de poder facilitar su movimiento tanto por tierra como por aire y por mar.

La idea es hacer que un solo piloto pueda hacer volar un grupo de más de 8 drones. Con una sola persona dando las ordenes al mecanismo, todos los drones comenzarían a trabajar de forma autónoma y realizarían su trabajo.

Para llevar esto a cabo, se está usando tanto tecnología 5G como el desarrollo de un sistema de seguridad que garantice la seguridad y evite posibles hackeos.

Los primeros ensayos han probado que el grupo de drones no se chocaban ni entre ellos ni con las paredes en el espacio cerrado donde se han hecho las pruebas, gracias a la aplicación de diferentes parámetros.

Este proyecto se está llevando a cabo para ayudar a crear un futuro sistema en el que se gestionara en el continente europeo el tráfico aéreo de drones, al igual que a día de hoy existe un mecanismo similar que gestiona el tráfico de aviones alrededor del mundo. Sin embargo, los drones solo podrían volar a una altura de algo más de 100 metros.

El cielo estará lleno de drones en el futuro

Según las predicciones, dentro de unos 15 años aproximadamente será algo normal ver drones sobrevolando nuestras cabezas, ya que se calcula que en Europa habrá más de 350.000 drones en vuelo, por lo que es vital crear un sistema que ayude a gestionar su tráfico y evitar problemas de acumulación.

Ya que este proyecto lo ha ayudado a desarrollar una universidad española, se está planeando llevar el uso de drones a algunas compañías como en el caso de la DGT, para ayudar a identificar vehículos que superan los límites de velocidad e identificar sus matrículas, siendo una alternativa a los radares fijos y móviles.

Tambien se tiene previsto usar drones en aeropuertos para ayudar a saber en todo momento el estado de las pistas de despegue y aterrizaje o incluso espantar aves que pudieran poner en peligro las aeronaves.

Fuente > uc3m.es

¡Sé el primero en comentar!