El último uso de los drones: repartir vacunas de COVID-19

Actualmente existen muchos tipos de drones que ya son utilizados por muchas empresas y compañías para hacer diferentes trabajos y ahorrar así tanto tiempo como dinero. Los drones tienen muchos usos, y uno de ellos es idóneo para la situación que estamos viviendo hoy en día: la entrega de dosis de COVID-19.

Un programa de reparto de vacunas de COVID-19 realizado por drones se está llevando a cabo en Estados Unidos. Se está haciendo así ya que de este modo se agiliza la distribución de las vacunas y para también evitar que se calienten. Su uso produce cero emisiones a la atmósfera y se trata de una aeronave autónoma.

Un nuevo uso para los drones

Para hacer esto posible, están colaborando un centro médico en Carolina del Norte y la famosa compañía UPS de mensajería. El modelo que se está usando se llama Matternet. Este modelo de aeronaves se solía usar para llevar sus medicinas a las personas ancianas, pero dada la situación que estamos viviendo hoy en día por la pandemia, ahora se usan como medio de transporte que reparte vacunas.

El primer centro que recibirá estas nuevas dosis será el Wake Forest Baptist Health. Transportarlas usando estas pequeñas aeronaves permitirá que se aprovechen mejor la vacunas y que no se desperdicien, ya que en otros medios de transporte donde hay vacunas se han reportado fallos a la hora de controlar la temperatura, por lo que se han terminado tirando las dosis.

La OMS ha asegurado que el 50% de las vacunas se ha desperdiciado por culpa de fallos en el control de la temperatura durante su transporte.

Para garantizar que las dosis no sufran ningún percance, llevarán un compartimento especial donde estarán almacenadas en su interior. Además, dentro habrá un gel que ofrece una temperatura de entre 2 y 8 grados, lo ideal para las vacunas. Incluso habrá un sistema que notificará a los encargados de monitorizar la pequeña aeronave en caso de que haya un cambio de temperatura repentino.

Toda ayuda es buena para acabar con la pandemia

El vuelo estará controlado en todo momento por diferentes trabajadores de UPS, que se encargarán de inspeccionar que todo está bien durante el despegue además de fijarse si hubiera algún obstáculo en el aire que pudiera dificultar las tareas de vuelo.

Por tanto, este novedoso sistema permite la entrega de las vacunas de una forma rápida y segura y garantizando que no se desperdician dosis. La pandemia ha provocado que haya que actuar con rapidez ante la situación que estamos viviendo y el uso de estos drones puede ayudar a acelerar el proceso de vacunación.