Porsche: el nuevo rival en la carrera espacial de Bezos y Musk

Décadas atrás veíamos como Estados Unidos y la URSS tenían su propia carrera espacial, tratando de ir a la Luna, misiones tripuladas al espacio o poner satélites en órbita para obtener información que después se enviaba a nuestro planeta. Sin embargo, en la actualidad son las empresas privadas las que han adquirido el protagonismo en las misiones espaciales. Empresas como Blue Origin, de Jeff Bezos, o SpaceX, de Elon Musk, han realizado muchísimas misiones espaciales. Incluso se plantean en un futuro hacer misiones que consistan en turismo espacial. Sin embargo, parece ser que a estos dos gigantes millonarios se ha unido uno nuevo: la marca de coches Porsche.

Porsche quiere poner en marcha un proyecto de cohetes junto a Isar Aerospace, empresa en la que ha invertido. Su objetivo es intentar conseguir acceso a tecnologías del espacio. Pero en caso de no conseguirlo y no estar a la altura, podrían traer parte de esta tecnología espacial a la industria del automóvil, lo cual sería una gran ventaja.

¿Es Porsche un rival real?

Su objetivo es estar a la altura de las empresas de Bezos y Musk. Porsche ha invertido millones de dólares para poner en marcha esto. De hecho, ya está en marcha un proyecto de cohete llamado Spectrum que puede levantar hasta un peso de una tonelada y que se lanzará en 2022. El objetivo es que se use para poner en órbita satélites como los que se pueden ver desde la tierra de SpaceX.

Por el momento es imposible competir con SpaceX o Blue Origin, pero la compañía tiene mucha ambición. Aunque no tenga tanto presupuesto o aun no haya lanzado ningún satélite al espacio, aún hay tiempo para ir hacia delante. También está entre sus planes usar cohetes reutilizables.

Porsche tiene sus ambiciones muy altas

Uno de los ejecutivos de Porsche ha asegurado que acceder al espacio será muy importante para dar innovaciones a otras industrias convencionales. No es un secreto que los coches están cada vez mejor desarrollados gracias al avance de la tecnología, por lo que contar con un sector que entregue sistemas de alta tecnología al espacio sería una ventaja clave respecto a otros competidores.

Incluso si Porsche es capaz de desarrollar su propio sistema de satélites, podría implementarlo en sus coches e incluso venderlo a otras marcas que estuvieran interesadas.

En conclusión, aún queda un tiempo para ver si esta combinación de Porsche junto a Isar Aerospace será capaz de plantar cara en un futuro a las empresas espaciales de Elon Musk y Jeff Bezos o si solamente se quedará en el intento. Habrá que esperar hasta el año que viene para ver de que es Porsche capaz con estos cohetes y satélites.