¿Sabías que existen plantas de placas solares flotantes?

El uso de placas solares es algo cada vez más común y que se ve en más países según avanzan los años. La energía solar es una de las formas más populares de producir energía limpia, ya que se usa un recurso ilimitado y natural como es la luz del Sol. De hecho, es muy habitual ver algunas de estas estructuras en medio de la carretera cuando estamos haciendo un viaje. Sin embargo, ¿sabes que existen granjas de paneles solares que flotan en medio del agua?

Estas estructuras no son tan conocidas como los típicos terrenos donde se encuentran los paneles solares en tierra firme, pero pueden incluso ofrecer un mejor rendimiento.

Mayor rendimiento que las granjas solares convencionales

Las placas solares se pueden instalar en medio de un lago, de un embalse o incluso del mar. Se trata de una buena alternativa en caso de no existir en el suelo un terreno lo suficientemente grande y firme para instalar este sistema.

Aunque también puede usarse el mar para colocarlas, las opciones ideales son los lagos o los embalses, ya que son de agua dulce. Además, en ellos el agua siempre está calmada (no como en el mar) y se elimina el riesgo de erosión por salinidad.

El rendimiento de las placas solares flotantes puede llegar a ser incluso mayor que el de las granjas solares convencionales. Esto es debido a la temperatura que alcanzan los módulos. Las placas solares reducen su rendimiento a medida que va aumentando la temperatura, pero, si están colocadas en el agua, esto les ayuda a regular su temperatura y a ofrecer energía de una forma más eficiente.

Para instalar estas estructuras flotantes, se recurre al uso de flotadores que están conectados entre sí mediante cables que aportan mayor solidez.

Energía limpia y eficiente

Por tanto, su instalación no requiere el uso de una maquinaria pesada sino al contrario, una estructura mucho más sencilla y fácil de manejar. También tiene un menor impacto en el medio ambiente ya que al ahorrarse el uso de distintos vehículos y maquinarias, no se produce contaminación acústica ni emisiones por el uso de dichos vehículos.

Son muchos los países que usan estas estructuras flotantes para producir electricidad a partir de la luz solar. En nuestro país destaca la planta de Arroyo de San Serván (Badajoz), donde hay unos 1.500 paneles solares flotando a lo largo de un área que ocupa unos 6.000 metros cuadrados.

Hace un par de meses, Singapur también recurrió al uso de esta tecnología instalando más de 120.000 paneles solares a lo largo de 45 hectáreas de terreno. Con ellos, se abastece de electricidad a cinco plantas de tratamiento de aguas del país.

Sin embargo, en China se encuentra la granja solar flotante más grande del mundo, que tiene capacidad para abastecer de electricidad a 15.000 hogares en la provincia de Anhui. En total, hay hasta 166.000 paneles solares suministrando energía.

¡Sé el primero en comentar!