El ejército de EEUU crea su primer cañón láser portátil

Son cada vez más las armas que desarrollan las potencias mundiales con la finalidad de contar con el mejor armamento posible y con el más avanzado. Hay tanto armas como sistemas de espionaje o reconocimiento muy avanzados y que cuentan con lo último en tecnología. En cuanto armas, muchos países están desarrollando drones con capacidad de disparo, robots o incluso misiles hipersónicos que son casi indetectables por los enemigos. Esta vez el ejército de los Estados Unidos ha presentado su primer prototipo de arma láser que se podrá usar en combate.

Se ha creado en un periodo de dos años y ya ha sido probada por primera vez en un tiroteo de combate.

Una modernización del sistema de defensa aéreo de EE.UU

Se trata de un láser solido de defensa aérea de corto alcance de maniobra de energía dirigida. Cuenta con munición casi infinita y tiene la capacidad de atacar enemigos de forma muy fugaz. Este tipo de armas son muy atractivas para los planificadores de guerra.

Los ejércitos de diferentes países alrededor del mundo quieren usar este tipo de armas para montarlas en plataformas móviles y actuar de este modo como un sistema de defensa contra amenazas aéreas como morteros, drones, cohetes o artillería.

La Marina americana ya cuenta con este tipo de modelos de armas láser. Antes eran sistemas más complejos de instalar, pero ahora incluso se pueden instalar en vehículos terrestres para que sea más fácil moverla.

El sistema laser ha sido creado por diferentes compañías americanas relacionadas con el ámbito militar, con la finalidad de modernizar las defensas aéreas y de misiles.

Se trata de un arma portátil

Fue desplegado hace poco y se hizo pasar al arma por diferentes escenarios que simulaban amenazas realistas. De este modo, se podía evaluar el sistema y encontrar así métodos para mejorar las versiones futuras.

Los soldados involucrados en esta prueba usaron tecnología inmersiva para aprender a usar el arma laser. Con tan solo unos pocos días les fue más que suficiente para empezar a hacer tareas como adquisición de objetivos, selección de puntos de puntería y enfrentamientos.

Esta arma tan solo se trata de un prototipo. Por tanto, no es aún un arma definitiva y de esta se podrá aprender para desarrollar otras armas laser aún mejores en el futuro. Para ello se necesitarán dos cosas: hacer un diseño que sea lo suficientemente seguro para los solados y asegurarse de que el arma se conecte con el objetivo.

La siguiente fase del programa verá cómo se entregan cuatro vehículos terrestres equipados con el arma láser en el próximo año.

Fuente > army.mil

¡Sé el primero en comentar!