Ya es oficial: todos los móviles cargarán con USB tipo C

Hace tiempo que se viene trabajando en la Unión Europea en un acuerdo para establecer un único estándar de cargador único para los dispositivos electrónicos, con el fin, entre otros, de reducción de molestias para los consumidores y reducción de los desechos electrónicos. Tal y como se esperaba, es el USB Tipo-C el ganador.

Hoy el Parlamento Europeo ha fijado que, para otoño de 2024, el USB Tipo-C se convertirá en el puerto de carga común para todos los teléfonos móviles, tablets y cámaras de la Unión Europea.

USB C para todos

Este acuerdo es parte de un esfuerzo más amplio de la Unión Europea para hacer que los productos en dichas fronteras sean más sostenibles, reducir los desechos electrónicos y facilitar la vida de los consumidores. La comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor adoptó su posición sobre la revisión de la Directiva de Equipos Radioeléctricos el 20 de abril, ahora confirmada por el pleno.

USB Tipo C

El acuerdo provisional sobre la revisión de la Directiva de Equipos Radioeléctricos fija que los consumidores no necesitarán un dispositivo de carga y cable diferente cada vez que compren un nuevo dispositivo electrónico. Independientemente del fabricante (ojo, Apple), todos los dispositivos electrónicos portátiles pequeños y medianos deberán tener un puerto USB Tipo-C. Este rango de dispositivos abarca teléfonos móviles, tablets, libros electrónicos, earbuds, cámaras digitales, auriculares y cascos, consolas de videojuegos portátiles y los altavoces portátiles que sean recargables a través de un cable.

Los ordenadores portátiles también deberán estar equipados con un puerto USB Tipo-C de carga, aunque tendrán una mayor cantidad de tiempo para adaptarse a este requisito, que no entrará en vigor hasta los 40 meses de la puesta en marcha de la norma para el resto de equipos.

La velocidad de carga también está armonizada para dispositivos que admiten carga rápida, lo que permite a los usuarios cargar sus dispositivos a la misma velocidad con cualquier cargador compatible.

Mayor reutilización de los cargadores

Mediante esta estandarización del tipo de carga, se espera una mayor reutilización de los cargadores y ayudarán a los consumidores a ahorrar hasta 250 millones de euros al año en compras innecesarias de cargadores. Se estima que los cargadores desechados y sin usar representan alrededor de 11.000 toneladas de desechos electrónicos al año.

Unión Europea

Unión Europea

“¡Hoy hemos hecho realidad el cargador común en Europa! Los consumidores europeos se sintieron frustrados durante mucho tiempo con la acumulación de múltiples cargadores con cada dispositivo nuevo. Ahora podrán utilizar un único cargador para todos sus dispositivos electrónicos portátiles. Estamos orgullosos de que también se incluyan computadoras portátiles, libros electrónicos, earbuds, teclados, ratones inalámbricos y dispositivos de navegación portátiles, además de teléfonos inteligentes, tablets, cámaras digitales, auriculares y cascos, consolas de videojuegos portátiles y altavoces portátiles. También hemos agregado disposiciones sobre la carga inalámbrica como la próxima evolución en la tecnología de carga y hemos mejorado la información y el etiquetado para los consumidores”, ha declarado Alex Agius Saliba, parlamentario europeo y vicepresidente de la Comisión de Peticiones, repasando los grandes alcances de este acuerdo.

Los fabricantes, además de adoptar el USB Tipo C como estándar común, tendrán que informar de forma clara y concisa sobre las características de carga de sus dispositivos. De este modo, los consumidores podrán comprobar fácilmente si los cargadores existentes que tienen en su poder también son compatibles.

Además, los compradores podrán elegir si quieren comprar sus nuevos dispositivos con o sin cable de carga, algo que cambiará las políticas de algunas grandes marcas tecnológicas que en los últimos tiempos no ofrecían cargador por defecto.