Netflix recupera la calidad de imagen en España tras meses capado

Netflix recupera la calidad de imagen en España tras meses capado

Claudio Valero

La Unión Europea pidió a los diferentes operadores la reducción de la calidad de imagen de sus emisiones, dejando de ofrecer 4K o Full HD para apostar por el SD. De esta forma, ayudarían mejor a que los operadores pudieran gestionar mejor el tráfico y evitar posibles caídas en Internet durante la parte dura del confinamiento por la alerta sanitaria del coronavirus. En el caso de Netflix, se apostó por reducir la calidad de los contenidos disminuyendo el bitrate del contenido que emiten, pero no la resolución. Ahora, cuatro meses más tarde, Netflix recupera la calidad de imagen en España.

Durante el confinamiento, el aumento del consumo de aplicaciones de mensajería o videollamadas, obligaron a los usuarios a potenciar el mantenimiento de sus redes. De la misma forma, creció exponencialmente el consumo de contenido de plataformas de streaming, lo que llevó a Thierry Breton, comisario del mercado digital de la UE, a pedir una reducción de la resolución o calidad para recortar el consumo de datos algo más de un 25%.

Netflix ya emite al máximo bitrate incluso en 4K UHD 2160p

Como ya hemos contado, Netflix redujo el birate de sus emisiones. La plataforma lo recortó finalmente a la mitad. Esto se podía ver fácilmente en la información que ofrece la plataforma mientras reproducimos series o películas. Hasta ahora, un contenido de máxima resolución 4K UHD 2160p HDR se reproducía con un birate de 7,62 Mbps o similar. Este era del orden de 15 Mbps antes del capado realizado en marzo.

Por suerte, Netflix ha seguido el camino que ya había emprendido en otros países y ha recuperado la calidad de sus emisiones en España. Hace escasos minutos hemos podido comprobar que sus contenidos 4K han recuperado el bitrate pre-confinamiento. Sin ir más lejos, hemos visto una emisión de esta resolución con un bitrate de 15,25 Mbps, tal y como se ve en la imagen inferior.

calidad netflix

Muchos usuarios se habían quejado de que la plataforma de streaming hubiera reducido la calidad de las emisiones, pero no hubiera realizado ningún tipo de acción sobre el precio. Finalmente, las quejas nos han llegado a nada más, pero muchos esperaban algún gesto especial por haber seguido pagando religiosamente por un producto cuya calidad fue degradada por las excepcionales circunstancias.

Además, Netflix no ha sido la único que ha aplicado este tipo de capado en la calidad de sus emisiones. La práctica totalidad de las plataformas de streaming, incluyendo a YouTube, han limitado algún aspecto de sus contenidos durante el confinamiento, aunque sí es posible que lo hayan alargado demasiado en el tiempo.