Los móviles vuelven a llevarse mal con los aviones ¿qué pasa ahora con el 5G?

Las radiofrecuencias son clave en el mundo actual, ya que se usan para todo tipo de telecomunicaciones. Al haber tantos dispositivos haciendo uso de ellas, no es raro que haya interferencias. Algunas pueden ser simplemente molestas, pero en otras situaciones pueden llegar a poner en peligro la vida de personas, tal y como afirman ahora con el 5G.

En concreto, AT&T y Verizon han acordado retrasar el lanzamiento del 5G en la banda C justo un día antes de cuando se esperaba realizar el lanzamiento masivo por todo el país. El 31 de diciembre, El secretario de Transporte de los Estados Unidos, Pete Buttigieg, y el jefe de la Administración Federal de Aviación (FAA), Steve Dickinson, enviaron una carta a los operadores alertando de los problemas que podría generar ese despliegue.

¿Interferencias en la Banda C del 5G?

La banda C del 5G abarca las frecuencias que van desde los 3,7 hasta los 3,98 GHz. En la carta, afirman que esa banda de frecuencia puede generar interferencias peligrosas en los altímetros utilizados por los aviones. Por ello, piden que los operadores no activen esas frecuencias en antenas próximas a aeropuertos.

Los operadores, sin embargo, se han quejado de este bloqueo, afirmando que los altímetros no operan cerca de la banda C del 5G. Los altímetros utilizan frecuencias entre los 4,2 y 4,4 GHz, mientras que la banda C que van a desplegar hará uso de la parte que va desde los 3,7 a los 3,8 GHz, por lo que hay bastantes frecuencias intermedias como para garantizar que no habrá interferencias en los aviones. Además, ambas frecuencias no están relacionadas armónicamente, por lo que no pueden llegar a interferir entre sí.

También se han quejado de que la FAA no empezase a recopilar datos sobre los altímetros hasta noviembre, y por haber solicitado cinco días antes del lanzamiento que hagan acomodaciones adicionales en el espectro. Un espectro por el cual pagaron 80.000 millones de dólares el año pasado.

Los operadores han acordado un retraso de dos semanas en el despliegue para encontrar una solución. Esa solución pasará, probablemente, por establecer zonas donde esas bandas de frecuencia no podrán operar. Hasta junio, AT&T y Verizon se han comprometido a no activar las bandas cerca de los aeropuertos como medida cautelar.

El «problema» llega a Europa

El 21 de diciembre, Airbus y Boeing también alertaron a la Unión Europea de estas dudas que tiene la FAA con respecto a las posibles interferencias del 5G. Anteriormente, la FCC afirmó que un margen de 200 MHz de guarda entre frecuencias era más que suficiente para evitar interferencias.

En la UE, el 5G opera actualmente en las bandas que van desde los 3,4 hasta los 3,8 GHz. Concretamente, tras la reordenación de espectro, Vodafone utilizará en España las frecuencias que van desde los 3.710 hasta los 3.800 MHz, que son los que están mirando con lupa en Estados Unidos para analizar si causan o no interferencias.

Sin embargo, esas frecuencias llevan usándose ya meses en la Unión Europea, y no se ha reportado ningún caso de problemas ni interferencias, tal y como afirma la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA). Francia, actualmente, no opera 5G cerca de los aeropuertos como precaución.

Por ello, los miedos de la FAA parecen no tener un gran fundamento, pero es bueno que se analice detenidamente cualquier posibilidad de interferencia. Aterrizar con una pista cubierta entera por nubes requiere que los radares funcionen a la perfección, ya que no es posible hacer aproximaciones visuales.

Fuente > Euronews

¡Sé el primero en comentar!