Baten el récord de alcance del 6G en su banda más rápida

El 5G se encuentra en pleno crecimiento y despliegue en España. Para el año 2025 se espera que la cobertura 5G tenga la misma presencia que tiene el 4G en la actualidad, pero eso no quita que la industria tenga puestos ya los ojos en el 6G, que va a ser aún más rápido y a funcionar en bandas impensables hasta ahora.

Si todo continúa el camino previsto, es de esperar que el 6G se estandarice en el año 2025, y que los primeros despliegues comerciales comiencen cuatro años después en el año 2029. Así lo ha detallado LG, que ha realizado una nueva prueba con el 6G que supone un nuevo hito para el avance en el desarrollo de esta conectividad.

100 metros de alcance con bandas de THz

La compañía ha anunciado que ha conseguido enviar y recibir con éxito datos a través de conectividad 6G utilizando bandas de THz de manera inalámbrica a una distancia de 100 metros. La prueba se ha llegado a cabo en colaboración con el Fraunhofer-Gesellschaft, el laboratorio de investigación aplicada más grande de Europa.

La prueba tuvo lugar el pasado 13 de julio, y las comunicaciones se enviaron entre los edificios del Fraunhofer Heinrich Hertz Institute (HHI) y el Berlin Institute of Technology, en la capital alemana.

Cuanto mayor es la frecuencia de una banda, menor es su alcance. Por ello, este tipo de bandas de terahercio presentan una gran sensibilidad ante obstáculos, siendo la estabilidad de la señal uno de los mayores retos que presenta. Para ello, es necesario amplificar la potencia de la señal para generar una señal estable a través de estas frecuencias.

Frecuencias de entre 155 y 175 GHz

El amplificador utilizado, creado entre LG y el instituto, genera una señal estable de 15 dBm en un rango de frecuencia de entre 155 y 175 GHz. En la prueba también probaron el “adaptative beamforming”, que modifica la dirección de la señal según cambia el canal y la posición del receptor, optimizando la señal para ofrecer una mayor cobertura y una mayor velocidad. También probaron el “high antena switching”, que consiste en combinar señales de múltiples amplificadores para luego transmitirlas a antenas específicas, logrando un mejor rendimiento.

El 6G va a ser una conectividad clave para el Ambient Internet of Everything, que buscará hacer que el hogar y el trabajo sean más adaptativos, con más sensores, autónomos, seguros y personalizados.

En los últimos meses se han realizado otras pruebas en las bandas de THz con el 6G, alcanzando velocidades de más de 6 Gbps, y superando a lo que se ha llegado a conseguir con el 5G. Estas pruebas, sin embargo, están dentro de las fases experimentales, y será difícil replicar estos excelentes resultados en el mundo real. A pesar de ello, las mejoras de esta nueva tecnología harán que merezca la pena actualizar, como una latencia aún menor y más velocidad.

¡Sé el primero en comentar!