Por qué te interesa tener IP fija y qué cobran los operadores por ella

Hace unos años, tener una dirección IP fija no era algo extraño. Sin embargo, conforme empezaron a escasear las direcciones IPv4, los operadores empezaron a ofrecer por defecto direcciones IP dinámicas que cambiaban en cada reconexión para ir asignándolas de manera más eficiente a los usuarios. La IP fija quedó como algo opcional que los usuarios que la quisieran podían activar, y posteriormente pasó a ser una funcionalidad de pago. Ahora, todos los operadores cobran por ella, pero no todos cobran igual.

Tener una dirección IP fija ofrece muchas ventajas. Entre ellas, nos permite tener un servidor propio para correo, archivos o FTP, pudiendo acceder de manera remota a nuestros dispositivos, archivos, o a una web que alojemos nosotros mismos. Es posible controlar remotamente aplicaciones, y circuitos de videovigilancia.

IP fija externa: hay alternativas mejores

A cambio de ello, estas direcciones pueden ser vulnerables a ataques, y es necesario tener una mayor protección que con una IP dinámica que cambia con simplemente reiniciar el router. La necesidad de una IP estática se ha ido diluyendo con el paso de los años debido a que, aunque es más cómodo para realizar todas esas tareas, no es algo imprescindible. Existe la posibilidad de usar programas de escritorio remoto como TeamViewer para acceder a ordenadores y usarlos a su vez para controlar dispositivos de nuestro hogar de manera remota. A su vez, podemos acceder a cámaras de seguridad a través de la nube.

E incluso si no podemos realizar esas funciones porque no tengamos un ordenador en esa red local, siempre se puede recurrir a servicios de DNS dinámicos como no-ip, DynDNS o Duck DNS, que nos permite crear una dirección IP externa fija de manera gratuita para acceder a nuestros dispositivos. Incluso si optamos por la modalidad de pago en esa web, el precio es de 24,95 dólares al año, que es prácticamente lo que cuesta un mes de IP fija con un operador. Además, podemos tener decenas de hosts y dominios para elegir, y tenemos más privacidad porque podemos poner nombres complejos que no puedan ser conocidos por posibles atacantes.

Precio de IP fija en operadores de España

En el caso de querer una IP fija de un operador, la mayoría de operadores suele orientar este servicio a profesionales, lo cual se demuestra por ejemplo en que los precios que suelen anunciar suelen ser sin IVA, además de que en ocasiones pueden requerir tener contratada una tarifa para empresas. Los precios que cobran los principales operadores son los siguientes:

  • Movistar: 30 euros al mes
  • Vodafone: 18,15 euros al mes
  • Orange: 14,52 euros al mes
  • Yoigo: 14,52 euros al mes

Como vemos, este servicio se demanda cada vez menos al haber conexiones de dispositivos con la nube y la posibilidad de contratar servicios de DNS dinámicos. En el futuro, no obstante, todo esto cambiará, ya que cuando se decida apostar por fin por IPv6, no sólo habrá una dirección IP única para cada conexión, sino que además podremos tener direcciones IP externas únicas para cada dispositivo y controlarlo de manera remota y segura.

¡Sé el primero en comentar!