5 razones por las que tu conexión a Internet va lenta

Con las conexiones de fibra óptica es cada vez menos probable encontrarnos con problemas a la hora de usar Internet, ya sea en términos de velocidad, estabilidad o latencia. Sin embargo, hay muchas situaciones en las que podemos seguir sufriendo problemas en nuestras conexiones.

Problemas del WiFi: distancia o saturación

La mayoría de usuarios se conecta al router mediante WiFi en sus dispositivos. Es la opción más cómoda, pero también puede ser la menos fiable. Dependiendo de la calidad del router que tengamos en casa, puede que tengamos problemas de velocidad que pueden tener multitud de causas.

La más común suele ser un problema de alcance. Para solucionarlo, es conveniente usar un repetidor o un amplificador WiFi, donde el primero nos replica la red original en un punto de acceso mediante ethernet. El segundo nos amplifica la red WiFi, lo cual es lo menos deseable, pero hay situaciones donde esto es la única opción disponible.

WiFi Range Extender AC1200

En segundo lugar, otro de los problemas más comunes es la saturación del WiFi. Si somos muchas personas en un hogar que está usando Internet de manera constante, incluso si es algo que no requiera demasiado ancho de banda, el router puede tener que estar intercambiando información entre multitud de dispositivos a la vez. Si nuestro router no tiene MU-MIMO y varios canales independientes, puede que la velocidad y estabilidad se vea afectada si estamos compartiendo canales con más personas, con pérdida de paquetes y latencia inestables. Por ello, puede que actualizar el router sea una opción muy conveniente.

Cable Ethernet mal conectado (haz prueba velocidad)

Si te has hecho un cable Ethernet, o estás usando uno bastante gastado, puede que igualmente tengas problemas de velocidad y estabilidad a pesar de estar usando una red cableada. Si usas un cable con la clavija rota, o no muerde bien la pinza el cable, puede que algún cable interno no esté haciendo bien el contacto, y eso genere problemas de conexión. Revisa las terminaciones de los cables, así como la distancia a la que los tienes conectados.

Cosas descargando en segundo plano

Si no hay muchos dispositivos en tu casa, pero aun así tienes problemas de conexión, puede que alguno de esos dispositivos esté haciendo un uso excesivo de ancho de banda sin tú darte cuenta. Por ejemplo, puede que el ordenador esté descargando una actualización de un juego o del propio sistema operativo, o que te hayas dejado el torrent abierto.

ethernet actividad red

Si sólo usas un ordenador, es bueno mirar el Administrador de tareas de Windows para ver si hay algo haciendo uso de ancho de banda, ya que incluso puede ser el propio sistema operativo.

El ordenador tiene virus

Si miras en el Administrador de tareas, y ves que hay algún programa o archivo desconocido haciendo un gran uso de ancho de banda, puede que te hayan infectado con malware. Algo muy común que suelen hacer los atacantes con los ordenadores infectados es añadirlos a las llamadas botnets. Con ellas, utilizan cientos o miles de dispositivos a la vez para lanzar un ataque DDoS a un servicio o una web. Y puede que tu PC forme parte de una, así que escanéalo con un buen antivirus.

Puede que no sea problema tuyo

Si no has hecho nada raro en tu conexión y los dispositivos que hay conectados son los de siempre, puede que el problema de conexión no sea tuyo. Si estás viendo por ejemplo contenido de una plataforma de streaming, y esta se corta con demasiada frecuencia, puede que sea un problema de la propia plataforma.

La solución más cómoda es realizar un test de velocidad para ver si el problema es tuyo, de tu operadora, o del servicio que estás intentando utilizar. Es posible que tu operador pueda estar teniendo problemas de saturación si hay mucha gente utilizando Internet cerca de ti y todos dependéis del mismo cable de fibra. En esos casos, lo único que puedes hacer es esperar a que se desature.

¡Sé el primero en comentar!