España ya es la tercera del mundo en despliegue de fibra

En los últimos treinta años el mundo ha vivido una transformación brutal de lo analógico a lo digital. Una evolución en la que España no se ha quedado atrás, convirtiéndose en un referente a nivel mundial y situándose en el tercer puesto en cuanto a despliegue de fibra óptica se refiere.

El auge de los dispositivos conectados y los paquetes convergentes de fibra y móvil ha hecho acelerar la transformación de líneas de ADSL o satélite rurales a fibra óptica. En este proceso, liderado por Movistar, se han involucrado el resto de competidores, como Vodafone u Orange, cada uno con sus respectivas ofertas ya no solo de Internet, sino de paquetes completos de televisión y otros servicios, disponibles en alta calidad y sin interrupciones gracias a las nuevas redes FTTH, aunque no todos van a poder sustituir a las ofertas de conexión por satélite en función de nuestras preferencias.

Fibra para todos

Los últimos años España ha ido en cabeza en el ranking de kilómetros de fibra a los largo y ancho del país, pero ha sido la pandemia provocada por el virus Sars-Cov-2 y el movimiento de personas alejándose de la ciudad en busca de un lugar más tranquilo y fuera del bullicio el que ha acelerado el despliegue en áreas de difícil acceso y con un coste elevado para el tendido de fibra. Esto ha supuesto un aumento considerable en el número de abonados a esta modalidad de acceso a Internet, sustituyendo en muchos casos a conexiones móviles 4G o líneas de ADSL obsoletas y con unas latencias y velocidades de descarga y subida inasumibles para muchos de los trabajos online.

Según el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) la fibra óptica llega a superar los 12 millones de líneas en nuestro país, siendo Movistar la operadora que mayor cobertura de fibra óptica ofrece llegando a cubrir entorno al 75% de los hogares españoles.

Los grandes beneficiados del despliegue

Pero no solo los hogares salen beneficiados de la amplia red de fibra óptica, para muchas empresas, disponer de conexiones a Internet de alta velocidad ha sido una de las mejores apuestas. En las grandes empresas, ha permitido que sus trabajadores pudieran conectarse a sus redes internas a través de una VPN y poder teletrabajar desde casa casi como si estuvieran en la propia oficina, a excepción del mobiliario. En cambio, para los pequeños empresarios, disponer de fibra ha sido vital para su despegue a nivel nacional e internacional, pudiendo darse a conocer y gestionar sus productos y servicios más allá del ámbito local, como muchos ganaderos o pequeños agricultores.

tirada de fibra óptica

Además, la amplia red de fibra hace posible el despliegue de las tan comentadas redes móviles 5G, capaces de conectarse a velocidades de vértigo, con una latencia irrisoria y con posibilidad de conectar más del doble de dispositivos que con las actuales redes 4G.

Podemos decir que España está bien conectada, a excepción de esas pequeñas zonas rurales que todavía quedan por cubrir pero que, en un breve periodo de tiempo, antes de 2025, contarán con despliegue de fibra óptica.

¡Sé el primero en comentar!