Pese a la pérdida de líneas, Movistar, Orange y Vodafone dominan en ingresos

Movistar, Vodafone y Orange, los tres operadores más grandes de España, han perdido 300.000 clientes en los últimos dos años. Los principales beneficiados han sido otros operadores en crecimiento como MásMóvil, así como otros orientados al low-cost como Digi. Sin embargo, en los ingresos hay una enorme diferencia.

Según datos que acaba de publicar la CNMC, en el primer trimestre de 2021 los ingresos de los operadores por servicios minoristas fueron de 5.668 millones de euros, cayendo un 3,6% con respecto al mismo periodo de 2020. En banda ancha fija, la tasa interanual creció un 4,2%, mientras que los ingresos por el resto de servicios disminuyeron. Los de información telefónica fueron los más afectados, con una caída del 41,4%, mientras que los de telefonía fija cayeron un 14,3%. En telefonía móvil, la caída fue de un 8,4%.

cnmc ingresos operadores

75,8% de los ingresos con el 80,9% de cuota de mercado

A pesar de la bajada, los tres grandes operadores siguen copando la mayor parte de ingresos del sector con un 75,8%. MásMóvil y Euskaltel aumentaron sus ingresos aumentaron sus ingresos hasta representar el 8,8 y 2,8% del mercado, sumando entre ambos grupos un 11,6% de cuota de ingresos del mercado.

Esta cifra contrasta con la cuota de mercado, donde los tres grandes operadores alcanzan el 80,9% en las líneas de banda ancha fija, lo que supone un 3,2% menos que el mismo periodo del año anterior. El principal beneficiado de esa bajada es MásMóvil, que en el mismo periodo ha crecido un 2%. Las líneas móviles también caen, con un 74,1% en manos de los tres grandes frente al 76,4% del mismo periodo del año anterior.

En total, los accesos de redes de nueva generación alcanzaron los 68,7 millones, un crecimiento del 7,6% con respecto al año anterior. De ellos, 58,1 millones corresponden a FTTH, creciendo en 5 millones con respecto al año anterior.

Ojo con la tendencia al low cost

Como vemos, los tres grandes operadores mantienen unos ingresos relativamente estables, pero que se ven afectados a la baja por la tendencia generalizada al low cost. De hecho, en las últimas 3 semanas hemos visto ofertas muy agresivas por parte de los grandes operadores. Movistar puso su fibra de 300 Mbps a 14,95 euros al mes durante 9 meses, y posteriormente ha puesto la de 600 Mbps por 19,95 euros al mes durante 9 meses.

Vodafone le ha seguido poniendo 300 Mbps a 15,49 euros durante 9 meses, aunque sólo donde tengan cobertura directa de fibra, ya que el acceso indirecto de fibra a la red de Movistar les cuesta más que eso. Esta bajada de precios reduce significativamente los márgenes de los operadores a cambio de aumentar las altas, las cuales están siendo muchas al parecer. Y no es de extrañar con esos precios, ya que son los más baratos que ha habido en la historia de España no sólo para una conexión a Internet, sino para una conexión de fibra óptica.

Fuente > CNMC

¡Sé el primero en comentar!