El número de teléfono es oro: cada vez menos optan por uno nuevo

Hemos llegado a un punto en el que hacer la portabilidad a otro operador es lo más normal del mundo. Los mecanismos legales establecidos nos protegen y respaldan en todo el proceso, siendo bastante complicado que las cosas se tuerzan en pleno proceso. Lo que sí sigue ocurriendo con mucha frecuencia es que se cancelan portabilidades en proceso tras recibir la contraoferta del operador actual. Esta y otras cosas las podemos leer en las últimas estadísticas sobre portabilidad y cambios de número de la CNMC en 2020. Además, tenemos un curioso dato sobre la creciente voluntad por no perder el número de teléfono durante el proceso.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha presentado los resultados del Panel de Hogares CNMC del cuarto trimestre de 2020. El regulador recuerda que aquí vamos a ver reflejados los datos que reflejan la situación del mercado durante el estado de alarma provocado por la pandemia de COVID-19.

Menos cambios que en 2019

Lo primero que vemos es que tuvimos menos cambios de operador que en 2019, con un 12% de los usuarios que cambiaron de compañía. Esto se explica principalmente por la paralización del proceso durante lo más duro del confinamiento allá por marzo y abril de 2020. Según las cifras oficiales, un 10% de los clientes consideró el cambio, pero no lo llevó a cabo y un 6% inició los trámites, pero cambió de opinión (generalmente por una contraoferta).

telefono

Eso sí, cada vez baja más el porcentaje de usuarios que cambia su número al cambiar compañía. En 2018 esta cifra era del 4% de los cambios, mientras que en 2019 rozó el 6% de los cambios realizados. Sin embargo, cada vez le damos más valor al número de teléfono y en 2020 sólo un 2% renunció a conservar su número. Conservar el número de teléfono al cambiar de compañía es clave para la práctica totalidad de los usuarios.

En relación con los usuarios que encontraron problemas en el proceso de cambio, la CNMC apunta a un 24% de personas que no cambiaron de proveedor porque encontraron problemas para llevar a cabo esa cancelación. Sobre la penalización, sólo un 10% la pagó para cambiar de compañía, algo que no es habitual en el mercado español.

Finalmente, sobre la permanencia, la CNMC explica que más de la mitad de los españoles reconoce no tener permanencia. Un 25% sí sabía que estaba vinculado con su compañía por acceder a una oferta o un terminal más barato, mientras que un 17% directamente no tenía ni idea de si tenía o no compromiso de permanencia.

1 Comentario