Google Chrome ahora es un 23% más rápido en Windows 10

Google Chrome sigue mejorando su rendimiento y funcionalidades. Google lanzó en el día de ayer Chrome 91, la última versión del navegador web más usado en todo el mundo. En esta nueva versión encontramos una amplia variedad de mejoras, y entre ellas encontramos que ahora el navegador es un 23% más rápido que antes. ¿Cómo lo han hecho?

En concreto, la mejora de rendimiento beneficia tanto a usuarios de Windows como a usuarios de macOS. El cambio afecta al motor de JavaScript del navegador, cuyo tiempo de ejecución ahora es más rápido gracias a la introducción del nuevo compilador Sparkplug. En concreto, un 23% más rápido.

Sparkplug llega para mejorar a Ignition y Turbofan

Este compilador lo que hace es rellenar el hueco que hay entre la ejecución y la optimización del código JavaScript, lo cual maximiza el rendimiento y hace que todo cargue antes. Además, Google también ha introducido las «llamadas integradas», para optimizar los procesos en los que el navegador usa código generado para reducir los saltos al llamar a funciones.

Los otros dos compiladores, llamados Ignition y Turbofan, fueron introducidos ya hace dos años para ejecutar el código más rápidamente y para optimizar el código, respectivamente. Así, en lugar de tener dos compiladores, ahora tenemos tres, donde el nuevo básicamente busca un equilibrio entre los dos. Con esta mejora, la compañía afirma que ahorra el equivalente a 17 años de procesamiento de CPU cada día en todos los ordenadores donde está presente.

Chrome 91 también incluye otras novedades, como la de congelar pestañas inactivas en Android. También hay cambios en la interfaz con nuevos bordes redondeados. También hemos visto cómo se activa por defecto la opción de guardar una pestaña a la sección de lista de lectura para leerlo más tarde y que no se nos vayan acumulando los enlaces en la barra de marcadores. Si nos incomoda, podemos desactivar la función yendo a chrome://flags/#read-later.

Chrome 92 también va a mejorar la velocidad

Google no se va a quedar aquí, y ya está trabajando en otras mejoras de rendimiento que verán la luz con Chrome 92. Entre ellas encontramos una llamada «back-forward cache«, que como su nombre indica, permitirá cargar páginas de manera instantánea mientras los usuarios cambian entre pestañas usando los botones de retroceso o avance de página. Esto sólo funcionará, por tanto, con páginas que hayan sido visitadas previamente y cuya caché siga presente en el navegador.

Con esta función, Google espera que los usuarios puedan navegar más rápido en Chrome entre páginas que hayan abierto antes o después. Gracias a ello, se reduce la cantidad de pestañas abiertas, ya que, si el cambio a otra es inmediato al volver atrás o hacia delante, no se hace tan necesario abrirlas múltiples veces para cambios instantáneos.

Si has actualizado a Chrome 91, ya puedes probar esta función antes de que llegue con Chrome 92 activada por defecto. Para ello, tan sólo hay que ir a chrome://flags/#back-forward-cache en el navegador y seleccionar «Enabled» para activarla. El lanzamiento irá haciéndose de manera gradual incluso cuando llegue la nueva versión estable.