El sistema de carga del futurista Kia EV6 que todos quieren probar

El Kia EV6 es el primer modelo de la marca basado en la plataforma e-GMP para eléctricos, que comparte con el Hyundai Ioniq 5. En sus configuraciones más altas de gama el modelo eléctrico de Kia puede llegar hasta los 436 kW (585 CV), con el que podemos alcanzar recorridos de hasta 510 kilómetros de autonomía. Con todo, uno de sus atractivos tiene mucho que ver con su nuevo sistema de carga, moderno y muy gratificante para todos.

La tecnología del Kia EV6, su mayor fortaleza

No cabe duda de que los coches eléctricos están avanzando a pasos agigantados y uno de los modelos que está liderando este fenómeno es el reciente EV6 de Kia. Un coche atractivo, con diseño futurista, muy moderno, cargado de tecnología… y que todo se ve muy bien con su idea del sistema de carga.

Así Kia ha sabido buscar el equilibrio entre el la movilidad sostenible y la posibilidad de realizar una conducción dinámica. El motivo es, en su caso, porque ha sido creado para eliminar las barreras de estos vehículos mediante rápidos tiempos de recarga, el acceso a una amplia red de carga, una gran autonomía, y un espacio interior líder en su segmento.

Por tanto, se puede hacer ver que el Kia EV6 es un coche con muchos detalles que lo caracterizan para hacerlo tener muy en cuenta en la actualidad, y mucho de ello pasa por la manera en la que se carga. Lo podríamos descifrar a partir de su novedoso sistema de 800V con el que la firma surcoreana ha llamado la atención de todos.

Cómo es su carga

Tanto el diseño del vehículo en sí como la totalidad de la tecnología que equipa está basada en la estrenada mencionada plataforma e-GMP, la cual constituye un importante paso adelante en la transición de Kia hacia la era de la electrificación. En ello, el EV6 es el primero de los once nuevos modelos eléctricos de Kia de aquí a 2026, de los cuales siete estarán desarrollados sobre esta arquitectura E-GMP.

Esto influye en todos los campos del coche. Desde los tiempos de tiempo de carga hasta las prestaciones, pasando por un mejor aprovechamiento del espacio interior. Pero sin duda, parte de lo más destacado tiene que ver con su tensión de carga.

Sistema carga Kia EV6

Y es el fabricante ha querido aprovechar todas las herramientas a su alcance para integrar en él la tensión de carga de 800V o 400V. El hecho de tener capacidad de 800 voltios hace posible, entre otras cosas, que pueda recargar del 10 al 80 % en 18 minutos en todas las variantes (potencia máxima de carga: 350 kW en corriente continua). Pero hay más…

Una tecnología revolucionaria

Esto favorece la experiencia de los usuarios, pero es solo el principio. Y es que otro de los puntos que destaca al EV6 y que viene fomentada por su plataforma es su avanzada tecnología. En definitiva, una nueva forma de enfocar el coche eléctrico.

Y es que, además de esa reducción de los tiempos de carga, donde puede llegar al 80% en menos de 20 minutos, supone una importante mejora respecto a la carga habitual de 400 V, que puede tardar entre 30 minutos y una hora en cargar la misma cantidad. Ello hace que con la batería de mayor capacidad de 77,4 kWh, gracias a la carga ultrarrápida se pueden conseguir 100 km de autonomía en apenas 4 minutos.

Tecnología Kia EV6 carga rápida

Otra de sus ventajas, y que también ha sido examinada por lupa por sus principales competidores, es que Kia tiene con este sistema una reducción del peso. O lo que es lo mismo: al aumentar el voltaje se consigue incrementar la potencia, sin la necesidad de emplear un sistema de cableado y de conectores de mayor sección, que son más voluminosos y pesados.

Al mismo tiempo, este incorpora, en primicia, un sistema de carga múltiple de alta velocidad. Este sistema hace que el EV6 sea compatible tanto con la carga ultra rápida de 800V como con la más habitual carga rápida de 400 V, sin necesidad de ningún adaptador especial o cargador adicional. De hecho, el EV6 utiliza el motor del vehículo y el inversor para convertir la corriente de 400 V procedente de la estación de carga en 800 V, de modo que puede cargar la batería con la tensión máxima. Esta es una razón más que notoria para apostar por él.

¡Sé el primero en comentar!