Fiat podría alinearse con Ferrari en la creación de un novedoso eléctrico

A pesar de que la marca del Cavallino Rampante no siempre se mostró a favor, Ferrari ahora estaría planteándose la posibilidad de embarcarse en el mundo del coche eléctrico de la mano de Fiat. En este sentido, la marca ya ha confirmado que su primer coche puramente electrificado llegará en 2025, pero de la que ahora desde Italia buscan unir a estas dos firmas históricas para un lanzamiento más cercano.

Ferrari se acerca al coche eléctrico

Hay fabricantes importantes y hay otros muy especiales, y en ese grupo está Ferrari. Es la marca de la velocidad, también del lujo, pero sobre todo de las altas prestaciones. Coches deportivos, de alta gama, con motores muy potentes… y de la que ahora también espera su lugar para adentrarse en el mundo del coche eléctrico, con la que Ferrari podría unirse a Fiat.

Un planteamiento del que, aunque no es precisamente nuevo, puesto que ambas marcas ya habían cruzado propuestas hace algunos años, el auge de este tipo de vehículos y la buena experiencia de la segunda con modelos tan interesantes como el 500e ha motivado a ello. Es verdad que con el cambio de grupo de Stellantis ahora Ferrari ya es una marca independiente, pero de la que su presidente, que pertenece a ambas, facilitaría el acceso.

La intención es la de crear un vehículo 100% eléctrico que pueda competir directamente con las más grandes y directas del sector, entre las que se encuentran los Porsche, Lotus, Audi, Polestar… y claro, Tesla. Eso sí; es una tarea que requiere una tecnología que en Ferrari consideran muy nueva, pese a que ya tienen varios híbridos enchufables: LaFerrari, SF90 Stradale, 296 GTB… De todas formas, el presidente John Elkann mantiene que la idea de hacerlo es una oportunidad importante antes de hacer su entrada a la variante por sí sola, presumiblemente en 2025.

Ya confirmaron que en 2025 llegará el primero

Este es un paso importantísimo en todos los sentidos para las dos marcas, puesto que hace años la estrategia de Ferrari no pasaba por el coche eléctrico ni uniéndose a Fiat ni en solitario. Este era el pensamiento del CEO anterior, Louis Camilleri, quien dimitió sorpresivamente el pasado diciembre. Antes de marcharse, éste dijo no estar convencido de verla como una marca totalmente eléctrica.

Sin embargo, todos dentro de la estructura de Maranello saben que, bien sola o con Fiat, el Ferrari eléctrico tiene que ser una realidad. Es un paso obligado puesto que el propio sector avanza en esta dirección, y las trabas impuestas al vehículo de combustión solo hacen agilizar el proceso. Esto hizo porque en el pasado mes de abril confirmaran su presencia en la rama puramente electrificada.

Fiat Ferrari eléctrico SF90 Stradale PHEV

Algunos rumores señalan que este modelo podría derivar del Purosangue, que se convertirá en el primer SUV de la compañía transalpina. Aunque sus versiones térmicas verán la luz en 2022, habrá que esperar tres años para las eléctricas. Por tanto, sí tiene sentido que Ferrari intente acercarse a Fiat para la creación y conocer el terreno.

Los de Maranello cuentan con tres híbridos enchufables

Lógicamente, la experiencia en las tecnologías de electrificación de la Fórmula 1 y en sus modelos híbridos servirán de base para el futuro Ferrari eléctrico. Este modelo tendrá también la difícil tarea de trasladar los valores, «la singularidad y la pasión» de la firma a las nuevas generaciones, un reto con el que tendrá que lidiar el próximo CEO del fabricante, que pasará a ser Benedetto Vigna.

Asimismo, como mencionamos, en la actualidad estos cuentan con tres modelos de carretera que ya usan la tecnología. Uno de ellos tiene que ver con LaFerrari, quien evolucionó de su motor de combustión a ser la primera híbrida enchufable. Posteriormente llegó la SF90 Stradale, un modelo clave en el proceso.

También híbrido enchufable, la propulsión eléctrica cuenta con hasta tres motores eléctricos para ofrecer autonomía eléctrica y una función de asistencia sobre el motor V8 gasolina. Este entrega un total de 1.000 CV. Y por último se encuentra la 296 GTB, un superdeportivo PHEV que tiene 830 CV de potencia combinada y 25 km de autonomía 100% eléctrica.

Como decimos, este paso será inevitable. Por lo que, ya sea con un modelo propio como será el Purosange o de la compañía de Fiat, los coches más famosos de la historia confían en la electrificación para encontrar su sitio.

¡Sé el primero en comentar!