Este es el consumo más bajo de un híbrido enchufable… y es de Mini

Los híbridos enchufables tienen una buena función en cuanto a los consumo. Y es que estos pueden funcionar como eléctricos a corta distancia y a media y larga distancia funcionar como híbridos, y ahí la firma de Mini es una auténtica protagonista. De hecho, homologan consumos mínimos y unas emisiones de CO2 ridículas, 50 g/km o menos. Pero, ¿sabías que el que tiene las cifras más bajas es un Mini?

La conducción de este Mini permite unos consumos bajos

El principal motivo para decidirse por un híbrido enchufable es la posibilidad de utilizarlo a diario para trayectos cortos como si fuera un coche eléctrico (siempre y cuando tengamos un enchufe disponible para recargar la batería) y como un híbrido convencional (sin depender de un enchufe) para trayectos largos.

Mucho de ello tiene que ver con la conducción y de qué forma lo podemos hacer. Porque conducir un modelo híbrido enchufable de forma muy eficiente tiene sus trucos. Es muy fácil; basta con realizar una conducción suave, dosificar la frenada y sacar partido a la ‘conducción a vela’.

Lo mejor de todo es que estos coches permiten un eficiente modo ECO, un sistema pensado para realizar una conducción muy ahorradora. Y ahí, el que más gana, es el Mini Countrymann, un híbrido enchufable que resulta como el de menor gasto. De hecho, este Mini es uno de los coches de esta tecnología que se dan como los más interesantes de su clase en el mercado.

Estas son sus cifras

LOs coches híbridos, tanto los HEV como los PHEV se indican como una mera estación intermedia en este audaz viaje hacia la electrificación total, pero lo cierto es que le quedan muchos años de vida y probablemente hoy en día es la opción más racional para muchos usuarios.

Y, en ese contexto, el consumo es uno de los principales puntos a favor del coche híbrido, sobre todo del que tiene que ver con los enchufables. Con todo, el que lidera la clasificación de los vehículos de esta variante que se presentan como los más eficientes y con unas cifras más que bajas es el Countrymann SE All4 de Mini.

Autonomía Mini Countrymann PHEV

Esta es la versión híbrida enchufable de la casa más grande. Bajo su carrocería se encuentra una mecánica con un esquema que lo convierte en una opción bastante interesante sobre el papel para aquellos que utilicen mucho el coche en entornos urbanos. Se trata de un vehículo que homologa entre 2,0 y 2.2 l/100 km. Le gana, por mayoría, a modelos como el Yaris GR PHEV.

Otros detalles técnicos

El sistema híbrido del Countryman ALL4 está hecho con un motor de gasolina de tres cilindros con tecnología TwinPower Turbo y un motor eléctrico síncrono. Juntos, generan una potencia total de sistema de 224 CV, que permite al coche pasar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos.

La potencia del motor de combustión se transmite a las ruedas delanteras mediante un cambio Steptronic de seis velocidades; mientras que el motor eléctrico transmite la potencia a las ruedas traseras mediante una transmisión de una sola velocidad en dos etapas. La interacción controlada de forma inteligente entre los dos centros de potencia crea un sistema eléctrico de tracción a las cuatro ruedas que optimiza la agilidad y estabilidad en la carretera al tiempo que ofrece una tracción superior sobre la nieve y las superficies sin asfaltar.

Por su parte, y pensada para funcionar el mayor tiempo posible en modo totalmente eléctrico, lo hace con un arranque prácticamente silencioso; además, esto hace que todo el par motor esté disponible desde el primer momento. Su autonomía 100% eléctrica es de 57 km, lo que le permite llevar la etiqueta Cero emisiones.

1 Comentario