Apunta: las 4 formas con las que te engañan al comprar un coche usado

A la hora de comprar un coche, el mercado de segunda mano funciona en España a un ritmo superior que el de vehículos nuevos. Por cada coche recién salido de fábrica vendido se contabilizan 1,7 unidades usadas adquiridas, lo que en los últimos años representaron casi dos millones y medio de operaciones, muchas de ellas entre particulares. Esto es gracias a la facilidad con la que vendedores y compradores pueden ponerse hoy en contacto, pero también el peligro de toparse con situaciones fraudulentas.

La duda de si el vendedor es de fiar

Porque sí; la compra y venta de vehículos ha evolucionado hasta el punto de no necesitar un concesionario para poder realizarla. Esta tendencia va creciendo y, aunque no es lo habitual, ya que se recomienda probarlo y verlo antes de comprarlo, actualmente es posible realizar la actividad de vehículos entre particulares, sin intermediarios, de manera online.

Pero al hacerlo, esencialmente con uno usado, de segunda mano, es esencial que tomes una serie de precauciones para evitar problemas con el vehículo o con el vendedor. Generalmente, cuando se compra un coche a un particular, siempre surge la duda de si el vendedor es de fiar.

¿Estará el coche en buen estado? ¿El vendedor me oculta información o alguna avería? Es normal que te hagas alguna de estas preguntas. Por ello, y para que no tengas más problemas en este sentido, te vamos a descifrar algunas formas para que conozcas si te están poniendo engañar al comprar tu nuevo coche.

Cómo comprobarlo

Debemos de recordar que un coche usado puede ser vendido por un particular (lo que se conoce como coche de segunda mano) o bien por un concesionario, que suele ser o un vehículo de gerencia o un seminuevo (ambos han sido utilizados, aunque tengan pocos kilómetros).

De esta forma, al dirigirnos a ellos una buena manera de evitar estafas o fraudes es la de revisar la documentación asociada al automóvil: tanto la obligatoria, como la que no lo es. Así sabremos si ha recibido los mantenimientos exigidos, si ha necesitado reparaciones o si su propietario es el señalado por el vendedor. Pero, ¿qué formas hay de saber que nos están engañando para comprar ese coche?

Estafas comprar coche

El coche que no existe

Es bastante común, y se presenta como una de las estafas más perseguidas. Esta es la de encontrar el anuncio de un coche en venta a un precio irresistible. No puedes creer que un coche como ese se ofrezca tan barato. Es una oportunidad y no puedes dejarla ir. Pero todo se tuerce; llamas a pedir información y te dicen que les urge vender el coche y que ya tienen varios interesados.

Que si realmente lo quieres comprar debe hacer un depósito inmediatamente para que te lo aparten. Sino lo haces, se lo apartarán a alguien más. No nos piden mucho dinero, puesto que sería más bien como una reserva. Haces el depósito y nunca vuelves a saber de ellos. En algunos casos el engaño está mejor armado y consiste en que el coche no se encuentra en tu ciudad. Está en otra parte del país y no hay forma de verlo o de encontrarse con el vendedor de forma inmediata.

Cuentakilómetros manipulado

Esta también una estafa bastante popular a la hora de comprar un coche usado. Se trata del afeitado de kilómetros, como se le conoce, y que es una de las prácticas más comunes entre los estafadores. Consiste en rebajar el número real de kilómetros para aumentar el valor del coche y se considera un delito de estafa castigado con penas de hasta seis años de cárcel (si el valor del engaño supera los 50.000 euros).

Solicitando un informe de la DGT o revisando la documentación de la ITV podemos conocer el número de kilómetros del vehículo. El estado del embrague y de los frenos, así como el desgaste de los pedales, el volante o la caja de cambios son otros indicativos para averiguar si el coche ha recorrido muchos kilómetros o no.

Cuentakilómetros falsos comprar coche

El IVA en los coches de importación

También muy recurrida, se trata de importar coches de otros países y venderlos, en España, sin pagar ningún tipo de impuesto. Esto permite ofertarlos a un precio muy bajo e irreal, ya que no han pagado el 28% de impuestos que les correspondería.

Para detectarlo, el primer consejo es desconfiar de coches importados con un precio hasta un 30% inferior a su tarifa normal de mercado. La opinión del experto nos dice que siempre que adquieras un coche, nuevo o usado, pide un factura desglosada en la que venga detallado cada concepto. Además, asegúrate en cualquier Jefatura de Tráfico que el vehículo no tiene cargas económicas.

Libro de revisiones falsificado

En muchos casos se suma al delito del afeitado de kilómetros la falsificación del libro de revisiones, así como de los sellos de concesionarios para simular que el vehículo ha llevado a cabo el mantenimiento correspondiente.

Así, lo que hacen es acreditar la aparente veracidad del cuentakilómetros. Esto supone un agravante del delito de estafa, lo que conlleva un aumento de la pena antes mencionada.

¡Sé el primero en comentar!