Microsoft optaría por la subvención de Xbox 720 para abaratarla en su lanzamiento

La Xbox 720 podría tener un precio de salida muy accesible. Microsoft ha comprobado el buen funcionamiento de su plan de subvención con la actual Xbox 360 en Estados Unidos y aplicar esta solución a su consola next gen podría servir para abaratarla en su futuro lanzamiento.

Los rumores en torno a Xbox 720 siguen estando a la orden del día a pesar de que Microsoft ni siquiera ha presentado la que será su consola de próxima generación. Aunque desde el sector se ve en 2013 una fecha precipitada para el anuncio de la nueva videoconsola, es muy probable que durante el próximo año la compañía haga un guiño de cara a un lanzamiento que se estima podría producirse en 2014.

Lo que parece seguro es que el nuevo equipo será un portento a nivel técnico que permitirá alcanzar a los videojuegos niveles que en la actualidad no se pueden alcanzar con las tecnologías de PlayStation 3 y Xbox 360. El hecho de ser una máquina de extraordinaria potencia conllevará un precio elevado que podría frenar sus ventas durante su lanzamiento, máxime si tenemos en cuenta la delicada situación de muchas economías familiares a causa de la crisis económica que se vive a nivel mundial.

Ante esta situación, nuestro portal especializado en videojuegos, Gamerzona.com, plantea una alternativa por la que podría optar Microsoft y con la que ya tiene experiencia. Se trata de la subvención directa de la consola de modo que tenga un precio de salida asequible para los usuarios. Este modelo es de sobra conocido en el sector de la telefonía móvil, donde son los operadores los que acostumbran a ofrecer terminales a un precio más reducido que en la versión libre a sus usuarios a cambio de un tiempo de permanencia y unas cuotas mensuales que incluyen el servicio de telefonía e Internet móvil.

Por el momento, Microsoft ya ha experimentado con este modelo en su Xbox 360 en Estados Unidos. Allí se puede comprar por 99 dólares (modelo de 4 GB) con un contrato de permanencia de dos años y mensualidades de 15 dólares. A cambio, la compañía ofrece el servicio online de pago Xbox Live Gold durante este tiempo. El sistema ha funcionado con tal éxito que la firma norteamericana ha ampliado su variedad de ofertas subvencionadas al modelo de 250 GB con y sin Kinect por un máximo inicial de 149 dólares.

Así pues, este modelo se perfila como una solución idónea para aquellos que se quieran permitir de inicio la futura consola de alta gama pero que no puedan desembolsar su precio de una forma directa. Las primeras cifras ya han sonado y se sitúan en torno a los 300 dólares/euros en esta modalidad. ¿Qué os parecería este sistema para acceder a Xbox 720 con el servicio Live Gold durante dos años y la citada permanencia?